Quantcast

La CNMC considera «conservadora» la previsión de tráfico de Aena para el Dora II

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) considera que las previsiones de tráfico de Aena para el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) II son «conservadoras», ya que las estimaciones de otros organismos y de la propia CNMC presentan una más pronta recuperación de los niveles pre-Covid.

En concreto, Aena estima que el tráfico no alcance los niveles anteriores a la pandemia hasta 2026, mientras que la CNMC lo sitúa en 2024. No obstante, el organismo ha tenido en cuenta el cálculo de Aena para hacer su propuesta, debido a la incertidumbre y para facilitar que la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) pueda realizar una estimación más actualizada en el momento en que se apruebe el documento.

De esta forma, la CNMC propone una reducción de las tarifas de Aena de un 0,44% anual durante los cinco años del periodo 2022-2026, frente al incremento del 0,52% cada año del 2022 al 2025 y del 3,29% solo en 2026 que propone el gestor aeroportuario. No obstante, de haber atendido a sus propias previsiones, la rebaja propuesta por la CNMC podría haber sido mayor.

En un principio, Aena propuso una subida del 3,29%, pero tras ajustar los costes normativos relacionados con el servicio de seguridad (inspección de equipaje de mano, inspección de equipaje de bodega y control de fronteras de la UE), el incremento propuesto fue de un 0,52% cada año del 2022 al 2025 y del 3,29% solo en 2026, cuando las estimaciones empleadas para el DORA apuntan a que ya se habrá recuperado el tráfico pre-pandemia.

Según el informe sobre el DORA II para el periodo 2022-2026, la limitación del Ingreso Máximo Anual por Pasajero (IMAP) hasta 2025 generaría un déficit en el periodo regulatorio de 796,8 millones de euros. Los ingresos esperados con el IMAP propuesto suponen 9.770,4 millones de euros en valor presente.

El IMAP de 2022 (9,94 euros por pasajero) se obtiene por aplicación del 0,52% sobre el IMAP de 2021 que es de 9,89 euros por pasajero.

El DORA es el instrumento a través del cual se definen las condiciones mínimas necesarias para que las compañías aéreas puedan acceder a las infraestructuras aeroportuarias (pistas de aterrizaje, terminales, etc) y a una serie de servicios básicos (limpieza, seguridad, handling) de la red de aeropuertos de Aena.

Este documento se define cada cinco años e incluye también una previsión de las tarifas que las compañías aéreas deberán pagar a Aena por la utilización de ciertos servicios. Dichas tarifas se repercuten posteriormente en los billetes de los viajeros a través de las llamadas tasas aeroportuarias.

El informe de la CNMC es preceptivo pero no vinculante. Ahora deberá ser la Dirección General de Aviación Civil (DGAC), dependiente del Ministerio de Transportes, la que eleve su propio informe sobre la propuesta de Aena, para que finalmente sea aprobado por el Consejo de Ministros antes del 30 de septiembre.

PUNTOS DE DISCREPANCIA

El informe de la CNMC, entre otras cuestiones, analiza las previsiones de tráfico, los estándares de calidad, las inversiones y la estimación de los costes operativos y de capital en que previsiblemente incurrirá el gestor aeroportuario por la prestación de los servicios aeroportuarios.

Además de la discrepancia en cuanto a recuperación del tráfico e indicadores de calidad, la CNMC considera que la experiencia acumulada del primer DORA muestra un cumplimiento persistente de los objetivos de calidad, por lo que propone actualizar las bandas neutras de penalizaciones e incentivos para determinados indicadores. Además, considera razonable que el sistema de incentivos se mantenga en suspenso hasta el momento en que se recuperen los niveles y el mix de tráfico previos a la pandemia.

Asimismo, la CNMC discrepa de la estimación de los costes operativos para el periodo regulatorio, recomendando ajustes de eficiencia en función del tráfico previsto y el límite de eficiencia recogido en la Ley.

La Comisión también propone una alternativa al cálculo del coste de capital, según la cual se determina un coste medio de capital antes de impuestos de 6,02% en lugar del 7,68% incluido en la propuesta de Aena.

Con todo ello la CNMC estima que, pese al empeoramiento temporal de los indicadores de solvencia y la reducción de ingresos y resultados, «la viabilidad financiera futura de Aena no se verá comprometida».

En conclusión, la CNMC asegura que «las previsiones anteriores acreditarían la sostenibilidad económica de la red de Aena en el periodo regulatorio del segundo DORA a pesar del impacto de la pandemia y en un escenario de ligera reducción tarifaria como el que se propone por esta Comisión en el presente informe».