Quantcast

Andalucía y Valencia buscan un frente común con Murcia y Castilla-La Mancha para reformar la financiación autonómica

El consejero de Hacienda de la Comunidad Valenciana, Vicent Soler, y su homólogo en Andalucía, Juan Bravo, han mantenido este viernes una reunión de trabajo para preparar la cumbre bilateral entre ambos Ejecutivos y en la que pretenden buscar un frente común junto a Murcia y a Castilla-La Mancha para plantear una propuesta al Ministerio de Hacienda de reforma del modelo de financiación autonómica.

«Con esta reunión pretendemos ser capaces de tener un posicionamiento común para intentar ir al Ministerio con el talante del consenso y el diálogo, en base a una propuesta que, tanto en la Comunidad Valenciana, como en Andalucía, Murcia o Castilla la Mancha, refleje las necesidades de financiación que nos permitirían, en estos momentos tan delicados que todos estamos pasando por la pandemia, no solamente cubrir los servicios públicos fundamentales, sanidad, educación y servicios sociales, sino también la recuperación económica», ha señalado Bravo.

El conseller Soler, por su parte, ha señalado: «Nuestra propuesta de reforma parte de la base de que todas las comunidades autónomas deben verse beneficiadas y estamos convencidos de que desde el diálogo y el consenso podremos sumar los apoyos necesarios para lograr una reforma que es inaplazable y más perentoria que nunca».

Esta ha sido la postura común mostrada por ambos tras la reunión que han mantenido en Valencia preparatoria de la cumbre bilateral que los presidentes Ximo Puig y Juan Manuel Moreno Bonilla mantendrán en Sevilla el próximo mes de septiembre.

Como han explicado los consejeros Bravo y Soler, «esta primera toma de contacto sirve para reafirmarnos en unos principios fundamentales compartidos por Andalucía y Comunitat Valenciana y fácilmente asumibles también por el resto de comunidades autónomas, como son la evidencia de la infrafinanciación de algunos territorios y la necesidad de que todos los ciudadanos y ciudadanas, con independencia de su lugar de residencia, tengan las mismas oportunidades para encarar la recuperación post-pandemia».

En este sentido, ambos han incidido en que «con el encuentro mantenido este viernes hemos evidenciado la posibilidad de hablar de la reforma del sistema tejiendo complicidades y logrando consensos, puesto que este no es en ningún caso un debate partidista».

Según ambos responsables, es «mucho más lo que nos une que los que nos separa, pero no sólo a las autonomías infrafinanciadas, sino también al conjunto de la administración autonómica». «El único debate posible es el del derecho de todos los ciudadanos, con independencia de donde residan, a disponer de los mismos servicios fundamentales», han agregado.

TRANSFERENCIA EXTRAORDINARIA

Por todo ello, Juan Bravo y Vicent Soler han coincidido en solicitar al Gobierno que una parte de la transferencia extraordinaria del Gobierno de 13.486 millones de euros para las autonomías en el año 2021 -y cuyo reparto se decidirá en el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera- se destine a eliminar las diferencias de financiación por habitante ajustado de las regiones infrafinanciadas, igualando su financiación a la media de las comunidades autónomas. Una vez asignada esta partida, el resto debería distribuirse en proporción a la población ajustada.

Al respecto Vicent Soler ha puesto el valor el apoyo dado por el Gobierno central a las comunidades autónomas, a través del fondo de 16.000 millones de euros no reembolsable, «algo sin precedentes en nuestra historia». «Este apoyo ha sido clave para que podamos afrontar con garantías la emergencia sanitaria, pero ahora las diferencias de recursos de hasta 30 puntos por habitante ajustado impide que afrontemos la recuperación con las mismas oportunidades, puesto que nuestras capacidades financieras son muy dispares», han apuntado Soler y Bravo

«La propuesta que realizamos ahora es que, en la nueva transferencia que se recibirá en 2021, una parte se destine a corregir de forma transitoria las desigualdades que genera el modelo de financiación autonómica, de forma que se pueda igualar a la financiación homogénea media por habitante ajustado los recursos de las comunidades autónomas que se sitúan por debajo», han señalado los consellers, quien eso sí han incidido en que «este mecanismo transitorio no debe aplazar una reforma que debe contemplar la suficiencia global del sistema, la incorporación de solidaridad de las comunidades Forales y la compensación de la deuda vinculada con la infrafinanciación».

En este sentido, Soler ha señalado que «las autonomías peor financiadas debemos tener la oportunidad de encarar con los recursos necesarios la recuperación, pero si no se adoptan soluciones transitorias y se avanza en la reforma del modelo de financiación la reconstrucción tras la pandemia se producirá a varias velocidades y de forma insolidaria».

«Si los territorios como la Comunitat Valenciana, Andalucía, Murcia o Castilla la Mancha no disponemos de los recursos necesarios ni siquiera para financiar nuestros servicios públicos fundamentales, no tendremos opción de impulsar las políticas industriales, de fomento de la ocupación, de impulso de la inversión, tan necesarias en estos momentos», ha lamentado Soler tras reiterar la necesidad de que el Gobierno atienda la propuesta valenciana de incluir en el reparto del fondo Covid 2021 un tramo destinado a compensar la infrafinanciación.

AUMENTAR LA SUFICIENCIA

Además, los titulares de Hacienda han explicado que la evolución de los ingresos del modelo de financiación se sitúa permanentemente por debajo del gasto calculado en base a la evolución de las necesidades de los territorios, lo que implica que se haya consolidado una insuficiencia global del sistema que, el documento de los expertos de 2017 cifró en 16.000 millones de euros

«Esto se traduce en que el conjunto de las autonomías no podemos mantener las coberturas de los niveles reales de prestación de los servicios y esa situación debe ser corregida en el nuevo modelo», ha apuntado Soler, quien ha recordado que «los recursos son de los ciudadanos y ciudadanas que los aportan a través de sus impuestos para disponer de unos servicios fundamentales de calidad y, por tanto, deben ir dirigidos hacia las administraciones que los presten, en este caso las CCAA».

Asimismo, tanto Vicent Soler como Juan Bravo ha apostado por sistema que no sea discriminatorio y que se base en la sencillez y la transparencia que tenga como principal criterio de reparto el de la población ajustada.

«Debemos avanzar hacia un sistema más proporcional que no genere tantas diferencias entre territorios y que se base principalmente en la población con los ajustes que sean necesarios y proporcionados en base a algunas variables demográficas que deberemos consensuar, debatir y calibrar entre todos», ha explicado el conseller de Hacienda.