Quantcast

El Tesoro coloca 5.366 millones en bonos y obligaciones

El Tesoro Público ha adjudicado este jueves 5.366 millones de euros en bonos y obligaciones del Estado, por debajo del objetivo máximo de 6.000 millones que se había marcado, en la que ha sido la última subasta del mes de julio.

Los inversores han vuelto a mostrar su apetito por los títulos de la deuda española al haber demandado 10.363 millones de euros en la emisión de este jueves, casi el doble de lo finalmente adjudicado por el organismo, según los datos del Banco de España.

Concretamente, el Tesoro ha colocado casi 1.292 millones de euros en bonos del Estado con vida residual a 3 años, frente a los 3.611,8 millones de euros solicitados, a un tipo de interés marginal del -0,465%, más negativo que en la emisión anterior de este papel.

Asimismo, ha adjudicado 1.617,2 millones de euros en obligaciones del Estado a 7 años, frente a los 2.630 millones demandados por los inversores, y lo ha hecho con una rentabilidad marginal del -0,077%, también más negativa que en la emisión previa.

El Tesoro ha captado además 1.424 millones de euros en obligaciones del Estado a 10 años, en contraste con las peticiones de 2.549 millones de euros realizadas por los inversores, a un tipo de interés marginal del 0,359%. La última vez que se subastó un papel similar el tipo de interés marginal fue del 0,598%.

Por último, el organismo dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos ha colocado 1.033,2 millones de euros en obligaciones a 30 años con vida residual a 15 años y seis meses, por debajo de las solicitudes realizadas por los inversores (1.572 millones). El tipo de interés marginal se ha situado en el 0,682%, según el Banco de España.

Tras la emisión de este jueves, el Tesoro no volverá a los mercados hasta el próximo 10 de agosto, cuando tiene previsto celebrar una nueva subasta de letras a 6 y 12 meses, a la que seguirá otra emisión el día 17 de letras a 3 y 9 meses.

La Estrategia de Financiación del organismo para 2021 contempla una emisión neta de 100.000 millones, un 9% menos respecto a los 109.922 millones con los que cerró 2020, mientras que la emisión bruta se situará en el récord de 289.138 millones, un 4,4% más respecto los 277.059 millones del año pasado, debido a que, aunque el déficit bajará este año, el nivel de deuda acumulada obliga a refinanciar más vencimientos cada año.