Quantcast

Marañón: “La próxima temporada será la de la recuperación de la normalidad”

Gregorio Marañón, quien ha sido reelegido presidente del Teatro Real, confía en que la próxima temporada 2021/22 sea la de la “recuperación de la normalidad” tras la crisis generada por la pandemia de coronavirus, recordando además que el coliseo madrileño ha sido “un ejemplo a nivel mundial” durante este complicado periodo.

“Es verdad que hoy es un día de desconcierto, de crecimiento descontrolado de contagios y no me sorprendería que tuviéramos algún punto de retroceso, lejos de estar en la cuesta abajo de salida. Pero sí creo que en la próxima temporada va a ser la de la recuperación de la normalidad”, ha señalado en declaraciones el mandatario, tras su reelección.

Marañón considera que “todavía queda mucho por hacer” al frente del Teatro Real y no va a “tomar ni un respiro”. “Afortunadamente, seguimos avanzando en todas las líneas y desbordando objetivos: estamos en general bastante contentos, pero no se puede parar. Ha costado muchísimo alcanzar esta velocidad de crucero”, ha reconocido.

En el repaso de los momentos más duros de sus mandatos –el primero de ellos llegó en el año 2008–, Marañón ha reconocido que la crisis de ese mismo año fue “complicadísima”, pero también la muerte del anterior director artístico, Gerard Mortier, supuso una “situación delicada”. “La apuesta definitiva por Joan Matabosch se ha demostrado la correcta”, ha señalado.

Pero la pandemia ha supuesto también otro “momento sin precedentes” que tuvo su culminación el 1 de julio de 2020, con la reapertura de puertas de la mano de ‘La traviata’ de Verdi, o la programación artística para la temporada que ya termina que “ha cubierto la travesía de octubre a julio sin un desfallecimiento”.

“En el ámbito de la pandemia, el Teatro Real ha sido un ejemplo a nivel mundial y un modelo tanto por resultados –decir que no ha habido casos de covid sería un dislate, porque es una realidad cívica, pero sí cierto control– como por la calidad de las producciones. Nuestra posición es de excelencia y me parece que hemos sido un ejemplo que vale tanto dentro como fuera”, ha celebrado.

Preguntado al respecto de los cambios desde su llegada en 2008, ha apuntado que en aquel momento había una situación institucional “bastante desnortada”, que ahora “ha cambiado por el buen camino”. “De estar en la irrelevancia hemos pasado hoy en día a ser la primera institución de las artes escénicas y musicales en España”, ha apuntado.

Tampoco ha mostrado preocupación por el hecho de que en los últimos tres años hayan pasado ya cuatro ministros del ramo cultural. “La gran ventaja que tiene el Real desde que obtuvo autonomía en 2008 es que tiene su propia hoja de ruta”, ha remarcado, para luego destacar el papel de Iceta, presente este miércoles en su reelección. “El hecho de que el ministro haya venido tras 48 horas de tomar posesión y haya apoyado esta decisión relevante ya muestro un apoyo”, ha concluido.