Quantcast

Puntas abiertas. Consejos para repararlas sin cortar por lo sano

No importa lo que cuides tu melena, ya que las puntas abiertas son inevitables y un mal que afecta a la mayoría de mujeres, sobre todo en verano. La exposición prolongada al sol, el cloro de las piscinas, el agua del mar, la coloración o las herramientas de calor – como secadores o planchas de pelo – agravan el aspecto quebradizo de nuestro pelo, aunque existen tratamientos naturales o peinados que enmascaran sus daños, hay soluciones que podemos darle a las puntas abiertas sin necesidad de cortar por lo sano.

En primer lugar, debemos identificar las puntas secas y abiertas. Los ocho centímetros inferiores del mechón -también conocidos como puntas- son los que han estado expuestos durante más tiempo en comparación con el nuevo crecimiento más cercano a la cabeza, por lo que suelen ser los primeros en mostrar daños a largo plazo. Tener los extremos secos es algo totalmente normal, especialmente en los cabellos más largos, debido a la aplicación de calor, el acondicionamiento inadecuado, los daños causados por los rayos UVA/UVB y hasta los radicales libres que el cabello se encuentra a diario: «Las puntas secas y las puntas abiertas no son necesariamente lo mismo, las abiertas son el resultado de que los extremos están demasiado secos durante demasiado tiempo. El pelo se vuelve tan frágil que empieza a romperse. Una vez que se ha mellado, es crucial resistirse a dividir más las puntas, pues eso solo debilitará tu cabello y puede provocar su rotura» – explica Patricia Rúa, responsable de imagen de Nezeni Cosmetics.

¿Cuáles son las causas?

Básicamente, la genética, las duchas de agua caliente, cepillar fuerte la melena, envolver el pelo en una toalla, dormir con peinados apretados, peinados con calor como planchas, rizadores o secadores, una dieta inadecuada, la falta de humedad, la exposición solar, productos para el cuidado capilar que contengan alcohol y tratamientos químicos como tintes, permanentes y alisados.

«Cortar el pelo es en última instancia la mejor opción cuando se trata de puntas secas, pero algunos productos pueden ayudarnos con este problema mientras tanto, por ejemplo ciertas mascarillas reparadoras y algunas soluciones caseras. Debemos limitar los químicos, darle una oportunidad a los increíbles beneficios del aceite de coco para las puntas, evitar el excesivo uso de champús y cepillos en esta época del año y probar con mascarillas nutritivas en casa, como la de proteínas de aguacate» – nos cuenta Patricia.

Recogidos, moños y trenzas

Si quieres evitar una visita a la peluquería y no puedes dedicar tiempo a una mascarilla capilar, puedes eliminar las puntas abiertas con un peinado inteligente. Cualquier peinado recogido o moño que oculte esta parte será suficiente. También puedes optar por accesorios divertidos como pañuelos, pasadores y sombreros: «Otra forma poco convencional pero muy actual de disimular las puntas abiertas es el *hair tuck*, en el que dejas la parte inferior de tu pelo metida en el escote de tu camisa o chaqueta. Esto funciona mejor con las camisas de cuello alto como los cuellos de cisne o las prendas de vestir exteriores con un cuello fuerte y definido que realmente ayudará a mantener el cabello en su lugar».

La prevención como siempre, es la clave

En realidad, el trabajo debe comenzar antes de que las puntas empiecen a ver el daño, haciendo pequeños cambios como dormir sobre fundas de seda y trabajar desde la base del cabello hacia arriba para eliminar cualquier enredo: «También aconsejamos incorporar una mascarilla hidratante y reparadora a tu rutina de todas las semanas, centrándote en los extremos frente al cuero cabelludo, independientemente de si tu cabello está en perfectas condiciones o no» – aconsejan desde Nezeni Cosmetics.