Quantcast

Desarticulada una red de falsificación de documentos para introducir migrantes en Reino Unido y EEUU

La Policía Nacional, en una investigación coordinada por Europol, ha desarticulado una red internacional supuestamente dedicada a falsificar documentos para introducir migrantes albaneses en Reino Unido y Estados Unidos. En la operación los agentes han detenido a un total de 46 personas, 19 de ellas en España, que presuntamente componían las cinco células de la organización, una de ellas asentada en la zona del Levante. Un total de 14 personas han sido detenidas en Valencia, tres en Barcelona y dos Salou.

Los agentes han detectado la existencia de mujeres españolas que acompañaban a los migrantes en su viaje y que simulaban ser sus parejas sentimentales e intentar burlar el control fronterizo, según ha informado la Policía en un comunicado. La cooperación internacional entre los países intervinientes –Francia, Portugal, Italia, Austria, Irlanda, Países Bajos, España, Reino Unido, Albania, Kósovo y Estados Unidos– ha sido clave para desarticular a la organización.

Los investigadores han detectado a unos 400 albaneses con documentos falsos en aeropuertos de diversos países, así como a mujeres españolas que acompañaban a los traficados en su viaje, haciéndose pasar por sus parejas sentimentales para burlar el control fronterizo.

La cooperación internacional ha sido clave para desarticular a la organización, participando Francia, Portugal, Italia, Austria, Irlanda, Países Bajos, España, Reino Unido, Albania, Kósovo y Estados Unidos.

La investigación se inició cuando agentes de la Policía Nacional detectaron un creciente uso de documentos falsos utilizados presuntamente por migrantes albaneses para cruzar la frontera en varios aeropuertos de España. Estos hechos se pusieron en conocimiento de otros países de la Unión Europea que también detectaron esta forma delictiva, por lo que Europol coordinó toda la operación entre los países afectados.

LABORATORIOS EN KOSOVO

Los investigadores descubrieron un grupo de falsificadores en Kosovo con cuatro laboratorios para confeccionar documentos falsos que, posteriormente, entregaban a otro grupo de personas denominadas «correos» que los distribuían por Kosovo y Albania. La tercera célula se encontraba en Reino Unido donde se encargaba de los vuelos y recibir a los traficados.

Además, se tuvo conocimiento de que otro grupo operaba en la isla de St.Marteen, (Países Bajos), en el Caribe, donde gestionaban los envíos de los migrantes albaneses hacia Estados Unidos con los documentos falsos obtenidos en Kosovo.

Desde España se identificó al quinto grupo que operaba en la zona del Levante donde, presuntamente, distribuía a los migrantes por aeropuertos de España y Portugal con cartas de identidad francesas falsas para viajar a Reino Unido.

El grupo identificado en España operaba de manera novedosa ya que el líder de la célula española presuntamente contrataba a mujeres españolas que acompañaban a los traficados haciéndose pasar por su pareja sentimental y, de este modo, simulaban ser una pareja compuesta por una española y un francés evitando los controles fronterizos.

Debido a la reducción de vuelos por la pandemia, embarcaban por diferentes aeropuertos españoles y portugueses para evitar la repetición y ser descubiertos. Las «acompañantes» también se encargaban de comprar los billetes aéreos para que no se detectara la compra continua de billetes a nombre del líder.

Por ello recibían un anticipo para pagar el billete y pequeños gastos, y el resto del pago lo realizaban la familia del traficado una vez había llegado a su destino. En total pagaban unos 2.000 euros por la documentación y el viaje.

La canalización y coordinación por parte de Europol ha incrementado el éxito de la operación, donde se ha conseguido desarticular a la organización deteniendo a un total de 46 personas: España (19), Kosovo (13), St.Marteen (4), Albania (3), Irlanda (3), Reino Unido (2) y Portugal (2) por pertenencia a organización criminal, favorecimiento de la inmigración clandestina y falsedad documental, evitando que unos 400 albaneses cruzaran la frontera de Reino Unido y Estados Unidos con documentación falsa.

Además de los 19 arrestos en España, se realizaron dos registros en Valencia y Salou donde los agentes intervinieron un ordenador portátil, cuatro teléfonos móviles, cinco documentos falsos, 9.000 euros en efectivo, 128 pastillas de éxtasis y pequeñas cantidades de hachís, cocaína y marihuana, 22 piezas de joyería y diversa documentación.