Quantcast

Ganaderos entonan un «basta ya» por los «ataques gratuitos» de Garzón al sector

Asociaciones de ganaderos han entonado un «basta ya» ante lo que consideran «ataques gratuitos» por parte del ministro de Consumo, Alberto Garzón, quien ha recomendado a los españoles que reduzcan el consumo de carne porque «perjudica» la salud y el planeta.

«Señor Garzón, estas son las cifras de Emisión de gases de efecto invernadero del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico: Transporte (27,7%), Industria (21,4%), Generación Eléctrica (10,3%), Ganadería (9,1%) y Cultivos (4,9%). Basta ya de tanto ataque gratuito a un sector que también descontamina», subraya el presidente de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), Pedro Barato, en un mensaje.

Además, añade que el vacuno de carne «refuerza su compromiso con la conservación del medioambiente» pues la ganadería «previene la desertificación, mejora la calidad del agua, mejora la biodiversidad y el paisaje, y previene los incendios forestales».

Por su parte, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) también ha criticado las afirmaciones «de dudoso rigor científico» que el ministro ha «despachado en un tuit, al estilo americano».

«Decirle que en España se come bien, que nuestra dieta mediterránea nos ha permitido hoy ser el tercer país más longevo del mundo. Y nosotros producimos carne, es verdad, con todos los estándares relacionados con el medio ambiente y la seguridad alimentaria», ha defendido el secretario de Ganadería de la UPA, Román Santalla, en un vídeo.

También ha recordado a Garzón que España recibe «85 millones de turistas y exporta grandes cantidades de carne a terceros países, entre ellos, China» y le ha preguntado: «¿Qué vamos a hacer con los millones de hectáreas de pastos que ahora mismo los esta comiendo nuestro ganado?».

En la misma línea, el secretario general de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Miguel Blanco, considera «un grave error» que el ministro «criminalice la producción de carne» en España que con el conjunto de la UE «se realiza con los más altos estándares de calidad, seguridad alimentaria y bienestar animal».

«Tergiversa los datos de emisiones y uso de agua y olvida que el 90% de las granjas de producción animal son pequeñas o medianas en régimen extensivo o semiextensivo, o aprovechando pastos, forrajes y cereales de la propia explotación. No es aceptable argumentar contra la ganadería tomando como modelo las macrogranjas de EEUU, Brasil o Argentina, o las participadas por fondos de inversión especulativo», ha valorado Blanco.

Además, advierte de que se obvian los beneficios del consumo moderado de carne dentro de la «modélica» dieta mediterránea, por la que España es reconocida por los indicadores internacionales «como el país más saludable del mundo y con mayor esperanza de vida».