Quantcast

Cs insta a Sánchez a intervenir las cuentas de la Generalitat de Cataluña

El vicesecretario general de Ciudadanos y portavoz adjunto en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, ha instado al Gobierno de España este miércoles a intervenir las cuentas de la Generalitat de Cataluña para evitar que cubra las fianzas que el Tribunal de Cuentas exige a excargos de esta institución autonómica, como pretende hacer el Govern con el fondo de diez millones de euros que acaba de crear.

«Vamos a hacer todo lo posible para que estas personas devuelvan aquello que malversaron, aquello en lo que quebraron la caja común de todos los españoles», y evitar «que quienes sufrimos el golpe contra la democracia en 2017 seamos los que tengamos que pagar dos veces», ha declarado Bal en rueda de prensa en la sede de Cs al referirse al dinero público que antiguos cargos de la Generalitat usaron para impulsar el proceso independentista.

El portavoz de la Ejecutiva de Ciudadanos ha indicado que, ante la aparente intención del Ejecutivo de Pedro Sánchez de «condonar la deuda» que esas personas tienen con el tesoro público, su partido plantea una solución que ya aplicó el Gobierno de Mariano Rajoy en Cataluña y que está «avalada por la Justicia».

«Pedimos al presidente del Gobierno y a la ministra de Hacienda», María Jesús Montero, «que intervengan las finanzas de la Generalitat de Cataluña de acuerdo con la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera», ha manifestado.

Según ha precisado, en este caso no es necesario activar el artículo 155 de la Constitución, ya que basta con establecer «la indisponibilidad del crédito presupuestario y el cumplimiento de unos requisitos estrictos» por parte de la Generalitat para la utilización de su presupuesto.

«UNA CESIÓN TRAS OTRA» AL INDEPENDENTISMO

Ciudadanos teme que el Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos haga «una cesión detrás de otra» a los políticos separatistas catalanes, a los que considera «insaciables», y de esta manera se fomenten «los privilegios y los agravios» y se destruya la igualdad entre todos los españoles.

Bal ha señalado que ahora, tras indultar los líderes del ‘procés’ condenados por el Tribunal Supremo, el Gobierno realiza un «ataque indisimulado» a la labor del Tribunal de Cuentas al pretender «perdonar las deudas» a personas que cometieron delitos de malversación con un dinero que, según ha apuntado, se debería haber destinado a financiar la educación o la sanidad.

En este sentido, ha criticado que miembros del Ejecutivo digan que las acciones del Tribunal de Cuentas contra antiguos cargos del Govern que «desviaron dinero público para cometer delitos» –a quienes reclama provisionalmente 5,4 millones de euros– suponen «palos en las ruedas» en el proceso de diálogo político con la Generalitat.

BARONES SOCIALISTAS «COBARDES»

Según el vicesecretario general de Cs, en realidad «son palos en las ruedas para que Sánchez se sostenga en el Gobierno con el apoyo y el chantaje de sus amigos los separatistas y humillando a todos los españoles».

«Basta ya de buscar atajos, retorcer las leyes y consentir cosas tan aberrantes jurídicamente como ese fondo que la Generalitat va a crear para avalar o contraavalar la deuda de los golpistas», ha exigido el diputado.

En este contexto, ha arremetido contra «los barones socialistas que se vienen muy arriba cuando hablan de la infrafinanciación de sus comunidades autónomas», como el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y que ahora están «bien calladitos» ante Sánchez.

«Son muy valientes cuando se trata de pedirle más dinero al Gobierno de España y, sin embargo, muy cobardes cuando se trata de levantar la voz para evitar esta tropelía y esta nueva humillación que el presidente del Gobierno quiere causar a todos», ha lamentado.

RECURRIR DECISIONES CONCRETAS SOBRE EL USO DEL FONDO

Bal ha avanzado que Ciudadanos peleará para impedir que la Generalitat cometa lo que, según Bal, podría constituir un delito de prevaricación e incluso una nueva malversación, una «infracción contable al cuadrado».

El portavoz de la formación naranja ha adelantado que también acudirán a la Justicia, aunque no mediante un recurso de inconstitucionalidad contra el decreto ley aprobado por la Generalitat, ya que para eso Cs necesitaría 50 diputados en el Congreso. Lo que se plantean, según ha detallado, es recurrir las decisiones concretas de aplicación del fondo que vaya adoptando el fondo rector.

«Todo ello sin perjuicio de que esto se pueda denunciar ante la jurisdicción penal», ha añadido al indicar que alguna plataforma cívica catalana ya ha acudido a un juzgado para interponer una querella contra el Govern.

UN AUTOAVAL DE LA GENERALITAT POR UN DAÑO A SU PROPIO PATRIMONIO

El partido liderado por Inés Arrimadas también va a presentar en el Congreso unas preguntas dirigidas al Ejecutivo de Sánchez para que concrete qué medidas piensan tomar contra el fondo constituido por la Generalitat.

Bal ha explicado que algunos juristas ya han advertido de «inconsistencias» en ese mecanismo porque «no hay una extraordinaria y urgente necesidad» de crearlo y porque «se están invadiendo ámbitos de competencia del Estado».

Asimismo, ha afirmado que la Generalitat no puede establecer «una especie de autoaval respecto al daño que se ha causado al presupuesto de la propia Generalitat», del que tendrían que responder «con sus bienes personales» quienes han infligido ese quebranto en el patrimonio público.