Quantcast

El PP exige en el Congreso fijar ya el Debate de la Nación

El Grupo Popular ha registrado una proposición no de ley en el Congreso exigiendo la convocatoria «urgente» del Debate sobre el estado de la Nación, de forma que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, no siga «escurriendo el bulto». A su entender, en ese debate quedarían expuestas las «vergüenzas» del Gobierno, en «descomposición política», ante la «mirada escandalizada de la sociedad española».

La portavoz parlamentaria del PP en la Cámara Baja, Cuca Gamarra, ha asegurado que es una «anormalidad democrática» que en los tres años que Sánchez lleva en el Palacio de la Moncloa no se haya celebrado ese debate y ha añadido que esa actitud muestra el «autoritarismo» del presidente del Gobierno, que impide así «el control parlamentario y la rendición de cuentas a los españoles».

Por eso, ha señalado que su partido ha presentado una proposición no de ley para la celebración «urgente» de ese debate de política nacional, una petición que ya ha solicitado públicamente en reiteradas ocasiones el presidente del partido, Pablo Casado.

A finales de mayo, el PSOE ya avanzó que no había previsión de convocar ese debate antes del verano, alegando que el jefe del Ejecutivo no había dejado de rendir cuentas ante la Cámara Baja desde el estallido de la pandemia. Así, según el calendario que manejaban fuentes socialistas, la convocatoria de esta cita se haría después del paréntesis estival, si bien prevén habilitar el mes de julio para la celebración de algunas sesiones plenarias.

«SI BUSCA UN MOMENTO DE RESPIRO», «NO LO VA A ENCONTRAR»

En la proposición no de ley, el PP asegura que «solo desde una enfoque caritativo puede aceptarse ya que el Gobierno, a la luz de su irreversible descomposición política, siga escurriendo el bulto y evitando la celebración de un debate dónde quedarían expuestas todas sus vergüenzas ante la mirada escandalizada de la sociedad española».

«A la histórica derrota electoral del socialismo en la Comunidad de Madrid y al imparable y tenaz hundimiento del Gobierno en los sondeos de opinión –tanto en la valoración de sus negligencias como directamente en intención de voto– se ha venido a sumar el desafuero de la concesión arbitraria de los indultos a los líderes independentistas condenados por los delitos se sedición y malversación de fondos públicos», resalta.

Según el PP, «nadie se lleva a engaño» porque no hay un solo español que desconozca ya que estos indultos son el «agónico pago político de Pedro Sánchez a cambio del oxígeno parlamentario que le permita prolongar servilmente su tiempo de supervivencia política en la Moncloa a costa del interés general y del propio orden constitucional».

«UN DESMORONAMIENTO» QUE VA A IR «CADA DÍA A MÁS»

Tras recordar que el último Debate sobre el estado de la Nación se celebro los días 24 y 25 de febrero de 2015, con Sánchez entonces como líder de la oposición al Gobierno de Mariano Rajoy, el PP advierte al Gobierno de que si está buscando «un momento de respiro para celebrar el debate de la nación, no lo va a encontrar».

«Sin credibilidad, autoridad ni palabra, el desmoronamiento del presidente del Gobierno a ojos de los españoles va a ir cada día a más, por lo que resulta ser ahora su momento político menos malo para hacer balance de su triste ejecutoria y presentar a las fuerzas parlamentarias su plan político crepuscular», subraya el PP en su iniciativa.

Por todo ello, el primer partido de la oposición insta al Gobierno en esta proposición no de ley a «solicitar a la Presidencia de la Cámara la convocatoria y celebración con carácter de urgencia de un debate de política general» sobre el estado de la nación.

GAMARRA ACUSA A SÁNCHEZ DE «BLOQUEAR LA ACTIVIDAD PARLAMENTARIA»

En declaraciones, Gamarra ha criticado que Sánchez lleve tres años en la Presidencia del Gobierno y no haya convocado un solo Debate de la Nación, algo que ha tildado de «anormalidad democrática» y que ha achacado a su «debilidad» parlamentaria y a su estrategia para «impedir» la labor de control de la oposición.

En este punto, la dirigente del PP ha afirmado que hay una «obsesión» por parte del presidente del Gobierno de «bloquear la actividad parlamentaria, el control al Gobierno y la rendición de cuentas» ante los ciudadanos.

«Al final esa excusa de la búsqueda del clima adecuado lo que demuestra es la ausencia de calidad democrática y, en vez de hacer las cosas cuando tocan, las quiere hacer cuando a él le convengan y cuando él quiera, lo cuál es de un autoritatismo absoluto», ha enfatizado.

Gamarra ha reconocido que esta iniciativa no se podrá debatir en Pleno hasta el mes de septiembre pero ha subrayado que su partido quiere dejar constancia de una petición que lleva meses demandando públicamente, incluso «directamente» a Pedro Sánchez en el Congreso.

LAS RESOLUCIONES Y LOS «ACUERDOS QUE ESCONDE» CON SUS SOCIOS

Además, ha situado como una de las causas del retraso de esa cita parlamentaria el hecho que de Sánchez no quiera retratarse con la votación de las resoluciones que los grupos parlamentarios llevan al debate. «Uno de los elementos fundamentales por los que actúa con esta soberbia y este autoritarismo es que no se visualice la debilidad de Sánchez y la debilidad de este Ejecutivo», ha abundado.

Después de los indultos a los condenados por el ‘procés’ y ante la mesa de diálogo que el Gobierno impulsa con la Generalitat, la portavoz del Grupo Popular ha afirmado que los «acuerdos que esconde el Ejecutivo de Sánchez se verían reflejados en las exigencias de sus socios durante esas resoluciones».

Gamarra ha recalcado que son «interrogantes» que tiene la sociedad española y que deben ser «abordados en un Debate sobre el estado de la Nación». «Son de tal calado las incógnitas y las mentiras en las que está sumido el Ejecutivo de Sánchez que hacen todavía más necesario que nunca que ese debate se produzca», ha enfatizado, para añadir que en esa cita las «mentiras de Sánchez quedaría al descubierto» y también se vería reflejado el «cambio de ciclo político» que se abre en España de la mano del PP.