Quantcast

Cs dice que en su convención no se debatirá una posible fusión con el PP

El secretario general de Ciudadanos y secretario de Comunicación, Daniel Pérez Calvo, ha afirmado este lunes que, en la convención política que Cs celebrará en Madrid los próximos 17 y 18 de julio, no se debatirá una posible integración o fusión con el Partido Popular porque ese tipo de asuntos solo se pueden tratar en una Asamblea General.

«No va a ser en absoluto un encuentro asambleario donde se puedan tratar cuestiones de tipo orgánico porque no es el foro», ha dicho en rueda de prensa tras la reunión del Comité Permanente del partido. Según ha explicado, los debates girarán en torno a «las propuestas liberales, el futuro de Europa y las sugerencias ideas de los militantes».

El dirigente de la formación naranja y portavoz en las Cortes de Aragón ha señalado que esta convención, en la que «los grandes protagonistas» son los afiliados, confirmará a Ciudadanos como «el único y verdadero proyecto de liberales en España» y supondrá «un punto de inflexión» para el partido de cara al futuro.

La formación naranja sostiene que los valores de «unión, libertad e igualdad entre españoles» que propugna son «más necesarios que nunca» en España y así lo defenderán en la convención política, cuyo objetivo es «el relanzamiento de la alternativa liberal».

MÁS DE 2.000 PROPUESTAS ENVIADAS POR 1.500 AFILIADOS

Para este encuentro, los afiliados han podido enviar sus iniciativas e ideas a la dirección del partido y, cuando faltan más de 24 horas para el cierre de la plataforma participativa que se puso en marcha, se han recibido más de 2.000 propuestas de más de 1.500 militantes.

A la convención, que se celebrará en el Complejo de los Duques de Pastrana, asistirán los coordinadores cuyas agrupaciones cuenten con más de 50 afiliados, los miembros del Comité Ejecutivo, los miembros de la mesa del Consejo General y los invitados propuestos por la dirección, hasta un máximo de diez personas.

También estarán algunos de los coordinadores de agrupaciones con menos de 50 afiliados, que se seleccionarán por sorteo, y militantes de base que se hayan mostrado especialmente activos y participativos en la plataforma.

Por otro lado, Pérez ha quitado importancia a que, a lo largo de los meses, antiguos cargos de Cs se hayan ido incorporando a gobiernos autonómicos y municipales del PP o se hayan sumado a sus mayorías en las instituciones en contra de lo establecido por la dirección de la formación naranja.

Según ha declarado, Ciudadanos trabaja para ser un partido «útil» que, «más allá de grandilocuencias y planteamientos demagógicos», aporta soluciones a los problemas cotidianos de los españoles, a los que, a su juicio, les importan poco «los temas internos de partido», incluidas las fugas de cargos de una formación política a otra.

ALGUNOS ESTABAN EN Cs «PARA VER QUÉ PODÍAN RASCAR»

«Nosotros estamos mucho más ocupados y pendientes de los que se quedan y los que tienen que venir» que de «otras personas que quizás están demostrando que si estaban en este partido era por ver qué podían rascar o sacar y, en cuanto han visto que no tenían un futuro en su carrera política, han decidido dar un volantazo y atender a cantos de sirena que pretenden llevarles por otros derroteros», ha manifestado.

Respecto a la encuesta de Sigma Dos publicada este lunes por el diario ‘El Mundo’, que indica que Ciudadanos solo obtendría un diputado si se celebrasen ahora elecciones generales –frente a los nueve de noviembre de 2019– y en la que Inés Arrimadas obtiene una nota de 4,9 sobre 10 entre los votantes de Cs, Pérez ha comentado que la valoración de los líderes políticos suele estar relacionada con la valoración del partido.

Sin embargo, cree que «la gente quiere y aprecia» a Arrimadas, a la que ha descrito como una política «honesta, íntegra y coherente», y que eso se ve en la calle, donde se le acercan personas que votan a Ciudadanos y otras que no.

Por último, al vicesecretario de Cs le han preguntado por la información de ‘El Independiente’ según la cual el expresidente del partido, Albert Rivera, ha mantenido un contacto asiduo con el líder del PP, Pablo Casado, y se ha convertido en una especie de asesor. Tras recordar que, tras el fracaso en las elecciones de 2019, Rivera anunció su salida de la política, ha afirmado que desde ese momento es «un ciudadano libre» que puede hacer «lo que estime oportuno» en cada momento.