Quantcast

La Audiencia absuelve de corrupción de menores a un vecino de La Coruña

La sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, ha tenido en cuenta la eximente completa de anomalía o alteración psíquica para absolver a un vecino de Ribeira de delitos de corrupción de menores y exhibicionismo.

El tribunal ha impuesto al acusado su internamiento en un centro psiquiátrico u otro centro adecuado para el tratamiento de su enfermedad por un período máximo de cinco años y, durante el mismo periodo, ha ordenado que se someta a un programa de asistencia psiquiátrica, psicológica o educativa para tratamiento de la patología que sufre.

Además, le ha prohibido, durante cinco años, acudir a ciber locutorios o a cualquier otro local con conexión a internet o wifi y ha decretado que se someta a cualquier tipo de medida de control o programa informático que impida que tenga acceso a páginas de contenido sexual a través de internet u otras redes similares.

La Audiencia ha considerado probado que el trastorno orgánico de la personalidad que padece el sospechoso, junto con su déficit intelectual, «anulaban su capacidad para percibir la realidad y frenar los impulsos en relación con los hechos declarados probados».

El acusado, que fue incapacitado judicialmente en 2007, tiene «sus capacidades volitivas e intelectivas totalmente anuladas en cuanto al impulso sexual en relación con menores», según consta en la sentencia.

HECHOS PROBADOS

Los magistrados consideran probado que entre octubre y noviembre de 2014 envió desde su dirección de correo electrónico trece archivos que contenían vídeos y 32 fotografías de pornografía infantil a un usuario menor de 15 años, con el cual llegó a contactar visualmente a través de Skype y le enseñó sus genitales.

En su domicilio, situado en Ribeira, los agentes intervinieron material de pornografía infantil que estaba siendo compartido con otros usuarios.