Quantcast

Acusado reconoce que mató a su madre aunque «era lo que más quería»

El acusado de presuntamente acabar con la vida de su madre de 81 años de un disparo e intentarlo con su hermana en septiembre de 2019 en la barriada malagueña de Puerto de la Torre ha reconocido los hechos y ha pedido perdón, asegurando que su progenitora era «lo que más quería».

Según las acusaciones, el hombre estaba en la casa que compartía con su madre cuando la vio en la puerta con su hermana, con la que mantenía «unas relaciones extremadamente conflictivas». Entonces, cogió una escopeta y apuntó a su hermana, pero primero se interpuso la madre y luego el arma se encasquilló. Estando la madre en el suelo, supuestamente «efectuó un disparo a quemarropa a la cabeza que le ocasionó la muerte de forma instantánea».

En su declaración ante el jurado popular que lo juzga desde este lunes en Málaga, el procesado ha señalado que acabó con la vida de su madre porque en ese momento «estaba enajenado mentalmente, en un estado de shock», pero ha incidido en que vivía con ella y «la cuidaba, la adoraba». «Lamento muchísimo haber matado a mi madre y pido perdón por ello», ha asegurado.

El acusado ha explicado que sí tenía problemas con su hermana, con la que tenía una relación «pésima» e incluso le había prohibido que fuera a la casa, asegurando que intentó matarla en ese momento pero no sucedió así porque el arma se le encasquilló y, además, intervino su madre que «se puso entre los dos».

También ha declarado la hermana y lo ha hecho detrás de un biombo, explicando que fue a la vivienda porque su madre se lo pidió, pero no entró por los problemas con su hermano. Pero, ha relatado, apareció el hermano y ella salió corriendo hacia el vehículo con su hijo y la madre se interpuso, por lo que se salvaron. Esta versión también ha sido confirmada por un testigo.

La Fiscalía solicita inicialmente en su escrito de conclusiones provisionales, la pena de prisión permanente revisable, aunque este lunes el representante del ministerio fiscal ha indicado que ante el reconocimiento de los hechos se ha alcanzado un acuerdo entre todas las acusaciones y la defensa, por lo que previsiblemente se pedirá una pena 27 años de prisión, 20 años por el asesinato a la madre y siete y medio por el intento a la hermana.