Quantcast

El PSOE enfila sus Congresos, en un Comité Federal de «cierre de filas»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, espera recibir este sábado el respaldo de la dirección del PSOE a su decisión de conceder los indultos a los condenados por el procés, en la reunión ordinaria del Comité Federal; una reunión que se espera, de este modo, de «cierre de filas total», y que tiene el objetivo principal de convocar formalmente el 40 Congreso del PSOE.

En concreto, la cúpula del PSOE se reunirá este sábado en Madrid, por primera vez de forma presencial en un año y medio, para aprobar la celebración del próximo Congreso los días 15, 16 y 17 de octubre en Valencia y la Ponencia Marco que servirá de base para el debate.

El Comité Federal también abordará el calendario de los respectivos congresos regionales que se celebrarán después del Federal, y dará su visto bueno al adelanto de primarias internas en Andalucía para situar cuanto antes al frente del PSOE-A al candidato a la Junta, Juan Espadas, tras su «rotunda» victoria contra Susana Díaz en la votación de junio para elegir cabeza de lista para las próximas autonómicas.

GARCÍA-PAGE, DE BAJA

Pero más allá de las cuestiones internas, la reunión servirá también para que Sánchez traslade en persona a la cúpula socialista los motivos por los que decidió aprobar los indultos; una decisión que si bien en un principio, cuando la puso sobre la mesa, causó malestar interno en algunas federaciones cuando, un mes después ha recibido ya el respaldo de prácticamente todo el partido.

El único dirigente que ha seguido visibilizando su rechazo a esta medida ha sido el presidente de Castilla-La Mancha y secretario del PSOE en esta comunidad, Emiliano García-Page, ya que otros ‘barones’ que se había mostrado críticos, como el presidente extremeño Guillermo Fernández Vara, o el de Aragón, Javier Lambán, han acabado dando un «voto de confianza» a la estrategia del Gobierno.

No obstante, el presidente castellanomanchego no podrá acudir presencialmente a la reunión de este sábado por motivos de salud: este viernes ha tenido que ser operado de una fractura en su muñeca derecha y, según fuentes del Ejecutivo autonómico, ahora debe estar varios días de baja y dedicarse a recuperarse de la operación.

Por ello, fuentes de la dirección socialista consultadas explican que esperan una reunión «tranquila», con «cierre de filas total» con el Gobierno y su estrategia de «diálogo y convivencia» para afrontar la «nueva etapa» que, según el Ejecutivo, se ha abierto tras la concesión de los indultos.

RELEVO EN ANDALUCÍA Y CALENDARIO DE CONGRESOS REGIONALES

Tampoco se prevé polémica en lo que tiene que ver con Andalucía, ya que el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha cerrado a tiempo con Díaz un acuerdo para acelerar el relevo al frente del PSOE-A, sin «gestora» de por medio. Es más, Espadas aseguró que fue él mismo quien le pidió a la expresidenta andaluza que no dimitiera, para garantizar que el proceso se dirigiera desde Andalucía y no desde Ferraz. Con toda probabilidad, Espadas será proclamado nuevo líder el día 23 de este mes.

Además del adelanto para las primarias andaluzas, los principales dirigentes socialistas también estudiarán el calendario para celebrar los congreso regionales tras el Congreso Federal de mediados de octubre. El plan, según fuentes de la dirección, es hacerlos de manera escalonada.

Si bien en la mayoría de los casos no se esperan problemas, por los liderazgos consolidados que hay en casi todas las comunidades, sí despiertan especial interés los congreso de Madrid y Galicia, además de Andalucía.

MADRID Y GALICIA, EN EL PUNTO DE MIRA

En el caso de Madrid, el Congreso regional pondrá fin a la etapa de interinidad abierta cuando una gestora se hizo cargo del partido tras el batacazo histórico del partido en las elecciones autonómicas del 4 de mayo.

En cuanto a Galicia, el descalabro electoral en las gallegas de 2020 no desembocó en gestora, pero sí dejó en una situación muy delicada a la actual dirección y a su secretario general, Gonzalo Caballero. Es más, desde entonces, el dirigente gallego José Miñones, crítico con la gestión de Caballero, fue nombrado delegado del Gobierno en esta comunidad y también responsable del área de municipalismo de la Ponencia Marco para el 40º Congreso Federal.

PONENCIA MARCO PARA EL CONGRESO

Esa ponencia, que se han encargado de coordinar la portavoz en la Asamblea de Madrid, Hana Jalloul, y la eurodiputada Lina Gálvez, se aprobará precisamente este sábado y, tras ello, se abrirá a las aportaciones de la militancia en todos los niveles de la organización. Todas las propuestas se recogerán en la Memoria de enmiendas que, junto con la Ponencia, se debatirá y votará en el Congreso, dando lugar definitivamente a las Resoluciones que marcarán la nueva etapa del PSOE.

Entre esas áreas está, por ejemplo, la que Sánchez le ha encargado al secretario general de la Presidencia del Gobierno, Félix Bolaños, bajo el título ‘PSOE 2030, un partido de futuro’. También despierta especial interés el área de ‘España autonómica y Reto Demográfico’, a cargo del delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso; o la de ‘Regeneración Democrática, Justicia, Memoria Democrática y España Constitucional’, de la dirigente socialista y concejal en Valladolid, Ana Redondo.

RECUPERANDO LA NORMALIDAD

Con este encuentro, que tendrá lugar a partir de las 9.30 horas en el hotel Novotel Madrid Center de Madrid, los socialistas recuperan ya cierta normalidad, ya que la anterior cita del Comité Federal, de enero de 2021, se tuvo que celebrar de forma telemática. Y en 2020, el PSOE sólo reunió a su máximo órgano de dirección entre Congreso una vez, en febrero, antes de que estallara la pandemia del coronavirus.

De hecho, el objetivo del PSOE es que el Congreso de octubre se pueda desarrollar de la forma más presencial posible, habida cuenta de que para entonces la mayor parte de la población estará ya vacunada con pauta completa, y se espera que la superación de la pandemia esté en su recta final.