Quantcast

Armengol evita «polemizar» sobre el auto del ‘megabrote’

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha rehusado «polemizar» sobre el auto judicial de los estudiantes que estaban en cuarentena en el hotel puente Palma Bellver y ha aseverado: «Más no podemos hacer por proteger a estas personas y a la población balear en general».

En rueda de prensa después de presentar el certificado COVID en el aeropuerto de Palma, la dirigente balear ha desgranado las tres opciones que se les ofrecieron a los jóvenes una vez que el Govern conoció el auto del Juzgado

«Equipos de Salud fueron informando habitación por habitación de las opciones: hacer la cuarentena en el hotel, desplazarse en barco hasta Valencia o que cada uno optara por salir de la Comunidad por la opción que deseara», ha subrayado.

De este modo, la presidenta ha adelantado que desde la Abogacía de la Comunidad se está preparando el recurso sobre la orden judicial. «Acatamos la resolución, pero no la compartimos», ha asegurado Armengol, quien ha recordado que esta noche tres estudiantes más han dado positivo.

No obstante, la presidenta ha agradecido a los jóvenes que han optado por salir de Baleares en el barco fletado por el Govern destino a Valencia, así como a las comunidades autónomas por el trabajo en coordinación para trasladarlos y así garantizar la tranquilidad tanto a los estudiantes como a las familias.

Armengol ha afirmado que desde el Govern son conscientes del «sufrimiento y el estrés» vivido por los ciudadanos por este caso. Sin embargo, ha remarcado se ha conseguido «lo más difícil que ha sido superar estos 15 meses de pandemia» a partir de la vacunación. Por este motivo, ha animado a los jóvenes a que se vacunen.

Además de remarcar que el Ejecutivo balear «siempre ha tomado» las decisiones basándose en criterios sanitarios, la presidenta balear ha apelado a la responsabilidad «individual y colectiva».

Igualmente, la dirigente ha aclarado que las agencias de viajes ofrecieron diferentes actividades a los jóvenes, y toda esta información, sobre los posibles contactos estrechos, se ha facilitado al juzgado.

En su estrategia, Armengol ha recibido el apoyo del Gobierno a través de las palabras de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, quien ha indicado que Baleares es «un destino absolutamente seguro». «Podemos poner todos los controles sanitarios pero si no se cumplen las medidas de la pandemia, de poco servirán», ha recalcado.

«Desde el Gobierno compartimos el trabajo que está haciendo el Govern para preservar la salud de los baleares y del conjunto de los viajeros que vienen de vacaciones aquí», ha dicho la ministra, mientras ha coincidido con Armengol en que desde el Ejecutivo central acatan la sentencia, pero no la comparten: «Por encima de todo hay que preservar la salud. Llevamos 15 meses de pandemia para saber lo que implica una cuarentena».

Aparte de recordar que las cuarentenas «funcionan», la ministra ha concluido que este brote asociado a viajes de estudiantes en Mallorca se ha resuelto de «un modo ejemplar, en coordinación con el Gobierno».

Para finalizar, Armengol se ha referido al aumento de casos positivos en las Islas en los últimos días y ha aclarado que la situación sanitaria es «absolutamente segura y tranquila, no es grave porque la gente que se contagia no necesita ingreso hospitalario».