Quantcast

Javier Ramos, rector de la URJC, reclama una legislación «valiente»

El rector de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC), Javier Ramos, ha reclamado este martes que las universidades cuenten con la «financiación necesaria» pero también con una «legislación valiente».

«Pedimos la palabra en la toma de decisiones. Queremos que se escuche a la Universidad. No escondan a la Universidad», ha reclamado durante su discurso en su toma de posesión en el campus de Móstoles, y a la que ha asistido la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso.

En este sentido, ha trasladado a sus compañeros que no vale pedir a los demás que tengan en cuenta a la Universidad sino que les ha instado a ser «valientes» a la hora de pronunciarse porque cree que deben «correr riesgos». En este sentido, ha hecho un llamamiento a que se diga lo que piensan sobre las 17 EBAu, sobre el diseño curricular de los grados o sobre el modelo constitucional.

«Debemos abandonar la comodidad de quienes hacemos un trabajo que nos gusta y nos apasiona. Debemos a esta sociedad que nos financia con sus impuestos la valentía de darles voz y respuesta a sus problemas», ha manifestado.

Asimismo, ha pedido trabajar por mejorar el futuro, luchar por la equidad y por no permitir que la Universidad «sea un negocio». «Es de un derecho fundamental, pero solo garantizaremos este derecho si es de calidad, el resto es un engaño», ha dicho. Para el rector, no se trata de pedir a la sociedad que les soporte económicamente sino de garantizar que van a dejar lo mejor en ellas. «La Universidad aislada no es Universidad», ha apostillado.

REDES DE INTEGRACIÓN

Por otro lado, ha hecho hincapié en que el futuro de las universidades no tiene otra alternativa que ser «transnacional» y por ello es necesario trabajar «en sólidas redes de integración que establezcan campus conjuntos en los que la formación sea de manera híbrida y donde la cooperación sea un requisito previo para el aprendizaje».

«Europa y sus universidades no pueden renunciar al liderazgo de la ciencia ni de los valores de libertad y justicia», ha declarado, al tiempo que ha subrayado que considera que España tiene «un papel principal» en la construcción de este continente pero también de nexo con Iberoamérica y África.

En este sentido, ha sostenido que las universidades españolas tienen un papel protagonista en la próxima década. Ramos ha incidido en que en el mundo hay más de 25.000 universidades y la probabilidad de que una persona nacida en España acabe estudiando en una de las mil mejores universidades es la tercera más alta del mundo.

«La URJC consiguió estar en este selecto club hace dos años. Conseguido este gran logro, nuestro nivel de ambición y el de profesores y resto de personal de la URJC ha dado un paso decidido al frente. No nos conformamos. Anunciamos hoy un nuevo nivel de ambición para nuestra Universidad: queremos servir más y mejor a nuestro entorno», ha declarado.

AYUSO LE DA LA ENHORABUENA POR SU TRABAJO

Por su parte, al tomar la palabra tras el rector, la presidenta de la Comunidad le ha dado la enhorabuena en nombre del Gobierno regional y de todos los madrileños. «Has renovado mandato como respuesta a tu gran trabajo al frente de esta universidad», ha señalado.

Ayuso ha puesto en valor que durante los últimos cuatro años Ramos, a quien avala «una brillante formación académica» como ingeniero de Telecomunicaciones, ha liderado «un esfuerzo en transparencia sin precedentes, que se ve reflejado en los ranking de transparencia» así como ha acercado a la URJC hacia a las primeras posiciones en «rendimiento académico o en calidad de sus títulos».

«Te conocemos por tu vocación, por cambiar las cosas desde tu circulo familiar, en el que me consta que te apoyas tanto, hasta toda la comunidad universitaria», ha trasladado. Para la dirigente madrileña, en esta universidad «ha escrito una página importante de la historia» de la región.

Ayuso, quien ha coincidido con el rector en criticar las 17 EBAU en España, ha señalado que la universidad tiene por delante unos retos «enormes» y ha dado su palabra que desde la Comunidad de Madrid van a trabajar a su lado, defendiendo una universidad «fuerte y comprometida» y apostando porque todos los alumnos «puedan llegar a lo más alto según su esfuerzo y su vocación».