Quantcast

Pedro Sánchez exige a Aznar que pida perdón por la guerra «injusta» de Irak

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado hoy que nunca ha habido «puentes» con el Partido Popular, al que acusa de hacer la oposición más «furibunda» de Europa. Además, ha respondido al expresidente del Gobierno, José María Aznar, que la semana pasada cargó contra los indultos, que él debería pedir perdón por haber metido a España en la guerra «injusta» de Irak. En su opinión, el expresidente es el pasado que ha vuelto al PP.

Sánchez ha realizado estas afirmaciones durante una entrevista en la Cadena Ser, en la que le han preguntado si después de la concesión de los indultos se han roto todos los puentes con el PP.

«Nunca los ha habido con un PP que solo considera que se puede cumplir la Constitución cuando ellos están en el poder», ha espetado Sánchez para acto seguido acusar a los populares de hacer una «lectura ventajista de cuál es la Constitución española».

En su opinión, el PP de Pablo Casado está haciendo la «oposición más furibunda de Europa», después de no haber reconocido la legitimidad del Gobierno y haber puesto en cuestión la calidad democrática de España en Europa respecto a la concesión de los fondos Europeos. Además, ha puesto como ejemplo de romper «los consensos básicos» el hecho de que ayer los populares mandaran una representación mínima en el homenaje a las víctimas del terrorismo que se celebró en el Congreso de los Diputados. Un homenaje en el que la AVT tampoco quiso estar por la asistencia de Bildu.

El jefe del Ejecutivo ha advertido de que aunque sea fuerte el empeño de Vox y del PP en «romper esos consensos» es más grande su determinación de mantenerlos.

CREE QUE A AZNAR LE HA DESBORDADO SU PROPIO PERSONAJE

Pedro Sánchez también ha cargado contra José María Aznar, tras sus críticas a la concesión de los indultos y le ha exigido que pida perdón por la «guerra injusta» de Irak en la que metió a España.

En su opinión, el expresidente del Gobierno se hace «poca justicia» a sí mismo y cree que «en muchas ocasiones hay personalidades políticas que son desbordadas por sus propios personajes». En este sentido, ha recordado que Aznar ganó las elecciones en 1996 «invocando a Manuel Azaña», el presidente de la República, y haciendo pactos con el nacionalismo tanto vasco como catalán. Pero, ha dicho, «posteriormente se transfiguró, mutó hacia algo completamente distinto».

Por ello, cree que el expresidente reivindica una figura que «no es tal en cuanto a su aportación histórica y la derecha digamos española en su entendimiento con el nacionalismo periférico». «Eso se ha perdido, eso se ha roto y vemos una figura distorsionada de lo que representó José María Aznar en esa primera legislatura«, ha apostillado.

Y abundando en sus críticas a Aznar, ha señalado que lo primero que tendría que hacer es «pedir perdón por meter a España en una guerra injusta como fue la de Irak».

Además, ha apuntado que el expresidente tendría que ser más justo con la democracia española y le ha afeado que diga que el PSOE de Zapatero ganó las elecciones por el atentado del 11 de marzo o que haya dicho que Sánchez logró el Gobierno con una moción de censura con grupos políticos de los que él considera que no tienen ninguna legitimidad. «La legitimidad la deciden los españoles con sus votos en cada uno de los procesos electorales«, ha argumentado.