Quantcast

El PP defiende el trasvase Tajo-Segura y reclama al Gobierno «un Pacto Nacional por el Agua»

El diputado nacional del Partido Popular de Almería Juan José Matarí ha pedido este domingo al Gobierno central un Pacto Nacional por el Agua y «dejar de enfrentar territorios con su errónea política de trasvases con la que se rompe la solidaridad», tras indicar el Gobierno que prepara la revisión de los Planes Hidrológicos del segundo ciclo, que concluirán con la aprobación de los del tercer ciclo (2022/2027).

Con estos Planes, el Ejecutivo apuesta por que «cada una de las demarcaciones hidrográficas españolas adopten las medidas necesarias para abastecerse con sus propios recursos hídricos, mediante el fomento de medidas de ahorro».

Juan José Matarí señala así que es fundamental que el Pacto Nacional por el Agua se desarrolle con la participación de todos los sectores afectados y teniendo en cuenta las disposiciones aprobadas en la Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Para el diputado del PP, el trasvase Tajo-Segura es «vida» para las comarcas del Levante y Almanzora y subraya la necesidad de que en España prime «una auténtica política de estado en materia de agua que sea integradora, consensuada y solidaria».

Juan José Matarí recuerda que el Grupo Popular en el Congreso ha defendido recientemente una Proposición No de Ley en la que se pedía «revertir la modificación unilateral de las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura», así como que se haga una actualización de los planes hidrológicos de cuencas vigentes. En la iniciativa también se insta al Gobierno a convocar una Mesa del Agua con todas las comunidades y usuarios, para plantear los distintos escenarios que contemplen los estudios hidrográficos del CEDEX y abordar soluciones desde el diálogo y el consenso.

«Desde el PP de Almería seguimos respaldado a los agricultores y regantes del Almanzora y del Levante que están en contra del recorte del trasvase Tajo-Segura. A nuestro juicio la decisión del Ministerio es exclusivamente política e ideológica y atenta contra un sector puntero, sostenible y competitivo que transforma cada gota de agua en prosperidad, empleo y futuro. La decisión del Gobierno rompe las reglas del juego y la solidaridad entre las regiones de España y si cerramos ese grifo de la solidaridad se apuesta por imponer la pobreza y el desempleo frente a la riqueza actual que hay ahora mismo en la provincia», manifiesta.

Por último, Juan José Matarí recuerda que el trasvase Tajo-Segura representa el 25% del agua que llega a la provincia de Almería y que permite regar unas 24.000 hectáreas de cultivos, así como garantizar el abastecimiento de cerca de 130.000 vecinos del Levante almeriense.