Quantcast

Maroto pide que Alcoa «sea parte de la solución»

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha pedido a la planta de Alcoa San Cibrao «que sea parte de la solución» porque «es la empresa quien pone muchas dificultades» mientras que el Gobierno «siempre va a estar defendiendo los puestos de trabajo y las capacidades productivas».

Reyes Maroto ha realizado estas declaraciones a preguntas de los periodistas en Logroño tras conocer que el próximo martes, el Ministerio de Industria ha convocado a la Xunta (Consellería de Industria) y al comité de Alcoa, multinacional de aluminio ubicada en Cervo en Lugo, a una reunión telemática de la mesa multilateral.

«Nosotros mantenemos reuniones con el Comité de Empresa de forma frecuente y, junto con todo mi equipo, estamos participando muy activamente en lo que esperamos sea la venta de la planta y pedir a Alcoa que sea parte de la solución porque ahora mismo es la empresa quien pone muchas dificultades».

«Llevamos más de dos años de lucha para que esa planta no se cierre y esperamos que el martes salgamos con propuestas y con el objetivo de la defensa de tantos trabajadores que están luchando por su futuro y el Gobierno de España estará ahí».

ESTATUTO ELECTROINTENSIVO

Por su parte, y con respecto al Estatuto Electrointensivo, Maroto ha recordado que «este año se van a movilizar 470 millones de euros» y se acaba de aprobar «un incremento en el presupuesto a la compensación de CO2 de 100 millones de euros».

Además, ha indicado, «tenemos un compromiso para mejorar la competitividad de la industria y el precio de la luz».

Maroto ha apelado al «diálogo y al consenso en torno a la defensa de nuestra industria para ayudar a mejorar la competitividad y seguir invirtiendo en industria con los Fondos Europeos que serán un acicate para la transformación del país».

Por su parte, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, tras presentar ayer junto con Asturias y Cantabria alegaciones conjuntas en defensa de las empresas electrointensivas, ha dicho en Logroño que «en estos momentos es incompatible el funcionamiento de ciertas empresas con el precio de la energía».

Además, ha indicado, «tenemos el precio de la energía más alto de nuestra historia y no se puede producir acero y aluminio».

Por tanto ha abogado «por un mecanismo que permita que sea compatible producir acero y aluminio a un precio eléctrico que posibilite la viabilidad de estas compañías» porque si no «están en riesgo».

Feijóo ha indicado que tiene «todo el interés para llegar a acuerdos pero el Gobierno central tiene que saber que realmente estamos ante el problema más importante de la producción de acero y aluminio desde que hay registros. O bajamos el precio de la energía con estatutos específicos para empresas o será el cierre generalizado».