Casado propone modificar el Código Civil para que los hijos tengan «la obligación» de cuidar de sus padres

El líder del PP, Pablo Casado, ha planteado este martes una modificación del Código Civil para que los hijos tengan «la obligación» de cuidar de sus padres, de la misma manera que los progenitores lo hacen con sus descendientes. A su entender, se trata de una «justa reclamación» y una propuesta «sensata» que debe contar «con los recursos que hagan falta».

«El PP se compromete a proponer una modificación del Código Civil para que, igual que los padres tenemos la obligación de cuidar de nuestros hijos, los hijos tengamos la obligación de cuidar de nuestros padres», ha afirmado, para añadir que como país es «lo mínimo» que pueden ofrecer a padres y abuelos que «lo han dado todo» por sus hijos, ayudando a «construir» la democracia y el Estado del Bienestar.

Así se ha pronunciado en la clausura de la jornada ‘Personas mayores y pacientes vulnerables’ organizada por la Fundación Concordia y Libertad, en la que han participado Federico De Montalvo, presidente del Comité de Bioética de España; y Manuel Martínez-Sellés, presidente del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid. La vicesecretaria de Política Social del PP, Ana Pastor, ha inaugurado el acto.

CREE QUE ES UNA PROPUESTA «SENSATA» Y «EN POSITIVO»

Casado ha señalado que esa modificación del Código Civil que quiere llevar a cabo el PP también se la deben a los profesionales de la sanidad y los ciudados porque «muchas veces se encuentran solos» en el cuidado de personas. «Creo que el Código Civil puede responder a esta justa reclamación», ha manifestado.

El líder del PP ha aludido a las muchas personas mayores que han fallecido por Covid en soledad en estos meses y ha subrayado que esta propuesta que plantea su partido es un «tributo», máxime cuando en España la «pirámide demográfica está cada vez más invertida» y el «índice de natalidad es cada vez más bajo».

A su entender, eso va a requerir una atención sanitaria y residencial «mucho mayor» que la actual. «Por eso, los hijos, los nietos, las familias, nos tenemos que involucrar y mandar un mensaje desde el Código Civil y la propia legislación básica de nuestro ordenamiento jurídico». Según ha añadido, este compromiso debería ser «social».

«Nuestra es en positivo, de representar a la sociedad y poner los recursos que hagan falta. Nuestra propuesta es sensata, no es partidista ni es de un monocolor en religión, ética o moral. Pensamos que es la necesaria para nuestro país», ha proclamado, para mostrar su disposición a seguir dialogando con la sociedad civil y confiar en que esta iniciativa pueda salir adelante en el Parlamento.

CRITICAS AL GOBIERNO POR LA LEY DE EUTANASIA

Durante su intervención, Casado ha criticado además que el Gobierno haya impulsado en plena pandemia la Ley de Eutanasia. El Pleno del Congreso aprobó el pasado mes de marzo la Ley Orgánica para la regulación de la Eutanasia, en la que se establece que esta práctica se podrá llevar a cabo a pacientes que los soliciten y que se encuentren en un contexto de «padecimiento grave, crónico e imposibilitante o enfermedad grave e incurable, causantes de un sufrimiento intolerable».

Según el líder del PP, con «125.000 fallecidos por coronavirus» no es el «mejor momento de abordar» esa ley y hacerlo además «en la excepcionalidad» del estado de alarma –que estuvo vigente hasta el 9 de mayo–. «Y lo más importante, no se ha dialogado con nadie», se ha quejado.

Casado ha señalado que el Gobierno optó por una proposición de ley, en vez de un proyecto de ley, para «no tener que recabar el informe» del Comité de Bioética, del Consejo de Estado, del Consejo General del Poder Judicial o de la Organización Médico Colegial.

A renglón seguido, ha aludido al derecho comparado porque «ningún país de Europa, excepto tres» ha legislado en esa línea. «Y uno de los que lo hicieron, el Gobierno socialista de Portugal, el Tribunal Constitucional ha tumbado esta ley, que tuvo el voto en contra del Partido Comunista de ese país», ha indicado.

En este sentido, ha subrayado que no se trata de un tema «meramente ideológico, de ética o de moral» sino de «políticas públicas», tomándose «en serio la praxis médica y la administración de la salud».

PIDE UN IMPULSO A LOS CUIDADOS PALIATIVOS

El jefe de la oposición ha señalado que España necesita «un impulso a los cuidados paliativos», ya que, según ha dicho, en España hay un 0,6 de servicios por cada 100.000 habitantes en cuidados paliativos. «Es la misma cifra que en Georgia y Rumania», ha dicho, para añadir que España está un 30% por debajo de Portugal e Italia, un 40% por debajo de Francia y un 50% por debajo de Alemania.

Tras poner en valor las propuestas que ha aprobado el PP en las CCAA donde gobierna, ha defendido que su partido quiere que se «garantice con el presupuesto que haga falta el derecho de los españoles a tener todos los cuidados en los momentos más duros de su vida».

«Pensamos que toda la vida es digna, hasta el final, pero para ello las nuevas tecnologías, los excelentes profesionales sanitarios, las infraestructuras hospitalarias y la atención domiciliaria ha de estar a la altura y eso requiere de mucha inversión. Pedimos toda la inversión que haga falta», ha concluido.