Quantcast

La Fundación Tàpies dedica una exposición a la obra de las décadas de los 60 y 70 del artista

La Fundació Antoni Tàpies de Barcelona dedica una exposición, ‘Tàpies. La realitat en primer pla’, a la obra del artista catalán de las décadas de 1960 y 1970, que se podrá ver a partir de este viernes y hasta el 30 de enero de 2022.

En un encuentro con medios este jueves, la comisaria, Núria Homs, ha explicado que durante el periodo 1957-1962 surgió en Europa y Estados Unidos una reacción al informalismo y el expresionismo abstracto imperantes que se bautizó como Nuevo Realismo: “Están cansados del gesto, de la abstracción, y reclaman una vuelta a la realidad”.

Duchamp fue uno de los catalizadores de esta transformación, que provocó que los artistas buscaran una forma de apelar directamente a la realidad, ya sea, por ejemplo, a través de acciones-espectáculo, o convirtiendo la pintura en un tipo de objeto.

Tàpies vivió la ebullición de estas ideas, y aunque el interés por los objetos es una constante desde el inicio de su trayectoria en la década de los 40, al principio sus materiales y objetos tenían que interpretarse desde una perspectiva simbolista, mientras que a partir de la segunda mitad de la década de los 50 adoptaron “una dimensión concreta”.

MÁS REALISTA QUE LOS REALISTAS

Según ha explicado Homs, aunque normalmente se asocie a Tàpies con la abstracción, él mismo decía que se sentía más realista que los llamados artistas realistas.

Tàpies centraba su interés en objetos usados que reflejaban las huellas del paso del tiempo y la acción humana, “reales y ordinarios”, como muebles viejos, utensilios domésticos o ropa sucia.

Además, es en las obras de este periodo cuando se ve más claramente su compromiso con la lucha antifranquista.

La exposición se complementa con tres piezas audiovisuales sobre Tàpies realizadas entre 1967 y 1974: un documental de Rolf Wohlin, una película para la televisión checoslovaca de Joan Acarín, ‘Malir Tàpies’ –‘Tàpies, pintor’–, y extractos de una entrevista entre Roland Penrose y Antoni Tàpies filmada por James Scott.

EL URINARIO

Paralelamente, el museo acoge una exposición de Saâdane Alif, ‘The Fountain Archives’, que se vincula con la de Tàpies a través de la figura de Duchamp y se podrá ver también hasta el 30 de enero.

El proyecto empezó casi como una “broma”, en la que, a raíz de un sueño que había tenido, el artista coleccionaba publicaciones en las que aparecía una fotografía del ‘La fuente’ de Duchamp, y arrancaba la página y la enmarcaba.

Con el paso del tiempo, se dio cuenta de que este trabajo que le divertía le permitía además estar en contacto con una serie de cuestiones que le interesan como artista, que tienen que ver con cómo se crea una obra de arte, los relatos que produce una obra y cómo esos relatos dan forma a la pieza en sí.

La exposición presenta las 1.001 publicaciones enmarcadas que conforman ‘The Fountain Archives’, con dos otros proyectos vinculados: ‘Musiques pour tayauterie’ y ‘Fountain – 1917, Fontaine – 1917, Fontäne – 1917’.