Quantcast

Garicano: «La gran duda» es si el Gobierno hará las reformas prometidas a Bruselas a cambio de los fondos

El líder de Ciudadanos en el Parlamento Europeo, Luis Garicano, ha señalado que «la gran duda», una vez que la Comisión Europea ha aprobado este miércoles el Plan de Recuperación presentado por España, es si el Gobierno de Pedro Sánchez llevará a cabo las reformas que ha prometido a Bruselas para recibir los fondos europeos frente a la crisis generada por el coronavirus o si no las hará y se frenarán las ayudas.

«La gran duda que tenemos todos», y «la tiene la Comisión Europea, son las reformas», porque el Ejecutivo «promete cambios en cómo cotizan los autónomos, cómo se pagan los impuestos o para asegurar la sostenibilidad de las pensiones, pero no parece que realmente tenga ganas, intención o capacidad para llevar a cabo esas reformas», ha declarado en una entrevista en esRadio.

Según Garicano, eso es lo que le han transmitido los vicepresidentes, comisarios y directores generales con los que ha tratado este asunto en Bruselas, que «se preguntan qué va a suceder» con la ejecución de las reformas.

«Es ahí donde tenemos que ver el plan con lupa», además de analizar «la lista de objetivos que la Comisión Europea apruebe para ver si realmente se han aceptado los que proponía el Gobierno o si se han negociado y exigido otros diferentes», ha indicado.

REFORMAS «VOLUNTARISTAS PERO POCO REALISTAS»

El eurodiputado y economista ha afirmado que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia elaborado por el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos «tiene mucho componente de reformas voluntaristas pero poco realistas». «La cuestión es si la Comisión va a aceptar darnos el dinero a cambio de esas reformas», ha añadido.

Garicano ha recordado que, tras el anticipo de 9.000 millones de euros cuya recepción se prevé para el mes de julio, España tendrá que ir demostrando al Ejecutivo europeo que va alcanzando los hitos y objetivos que se marcó.

«En función de que hayamos cumplido, nos darán otro cheque. Cada seis meses tendremos que presentar resultados, no promesas, y es ahí donde el Gobierno tendrá que demostrar que sabe cómo gastar el dinero, que sabe gastarlo bien, para conseguir más dinero», ha explicado.

EL OBJETIVO DE SÁNCHEZ ES «SOBREVIVIR UN DÍA MÁS»

Sobre la posibilidad de que Sánchez no cumpla lo prometido y dentro de seis meses se compruebe que no ha impulsado las reformas debidas, el líder de Cs en la Eurocámara ha dicho que eso «es un hábito permanente» del presidente, que está en una «huida hacia delante permanente».

«El objetivo suele ser sobrevivir un día más, marear un poquito a la gente para que se olvide de lo que habíamos prometido el día anterior y tener otro conejo en la chistera cuando llegue enero. No sería extraño que en enero tuviéramos alguna sorpresa», ha comentado.

En este contexto, ha cuestionado que estén disponibles los mecanismos necesarios para que las comunidades autónomas, los ayuntamientos y el Gobierno central «puedan gastar el dinero que se tienen que gastar y que todavía no habrá llegado».

Por otro lado, Garicano se ha pronunciado sobre la afirmación de Sánchez de que la recuperación económica de España «ya está en marcha» y que el Producto Interior Bruto (PIB) crecerá al menos un 1,6 % en el segundo trimestre de este año.

Ha manifestado que «hay una muy, muy buena sensación de los indicadores económicos adelantados de producción y de servicios y la sensación es que el verano va a ser excepcional» ya que, tras el periodo más duro de la pandemia, la gente tiene «ganas de disfrutar» y eso «se va a notar» en el consumo.

Sin embargo, ha advertido de que la clave está en saber el nivel de solvencia que tendrán los sectores hostelero y turístico y el pequeño comercio cuando pasen unos meses, porque existe el riesgo de que, cuando finalicen los Expedientes de Regulación Temporal del Empleo (ERTE), se produzca «una oleada de crisis financieras» si las empresas no pueden devolver el dinero que deben.