Quantcast

19 años de la muerte de José Luis Dibildos

El productor y guionista de cine, José Luis Dibildos, esposo de la conocida actriz, Laura Valenzuela, murió hace 19 años a los 73 años de edad en Madrid. Una triste noticia que hundía a toda la familia y conocidos en una nebulosa que no les dejaba ver con nitidez la realidad de su vidas.

Dibildos nació en Madrid el 9 de abril de 1929. Después de estudiar Derecho en la Universidad de Granada, debuta como guioinista en ‘Hombre acosado’ de Pedro Lazaga. Entre sus primeros, guiones que suele escribir con el dramaturgo Alfonso Paso, destacan los de ‘Felices Pascuas’ (1954), en la que participó Juan Antonio Bardem; ‘Camino Cortado’ y ‘Sierra maldita’, ésta última galardonada por el Círculo de Escritores Cinematográficos con el premio al Mejor Argumento Original.

A continuación, Dibildos escribió, en colaboración con el escritor catalán Noel Clariso, otros tres guiones: ‘Viaje de novios’ en 1956, ‘Las muchachas de azul’ y ‘Ana dice sí’. En 1956 funda su propia productora, Agata Fil, responsable de los más de 40 films que desde entonces produjo, muchos de ellos basados en guiones propios.

Tras el fallido intento dramático de ‘Lola, espejo oscuro’ en 1965 y adaptación de la novela homónima de Darío Fernández Flórez que dirige el debutante Fernando Merino, Dibildos vuelve a las comedias que escribe con diferentes colaborados y dirigen José María Forqué, Fernando Merino o Javier Aguirre.

En 1971 fue nombrado presidente del Grupo Sindical de Productores Cinematográficos y de Uniespaña e inventa lo que la crítica denomina la Tercera Vía, comedias con un cierto trasfondo social que vuelve a escribir en colaboración con José Luis Garci o nuevos directores como Roberto Bodegas y Antonio Drove.

De todas sus películas, las que mayor aceptación han tenido son ‘El tulipán negro’, protagonizada por el francés Alain Delon, y ‘Llanto por un bandido’ de 1963, dirigida por Carlos Saura. El público se rindió a su trabajo con películas como ‘Las que tienen que servir’, ‘Soltera y madre en la vida’, ‘Españolas en París’ o ‘Tocata y fuga de Lolita’.

En 1982 produjo ‘La colmena’, basada en la novela homónima de Camilo José Cela, con la que obtuvo el Oso de Oro a la mejor película en el Festival de Berlín de ese año. Su última película la produjo en 1985: ‘A la pálida luz de la luna’, marcando su despedida del cine.

En octubre de 1998 la Semici de Valladolid le dedicó un ciclo, en colaboración con la Filmoteca Española y TVE. En 2000, recibió el Goya de Honor a toda su carrera. El 1 de noviembre recibió en este Festival de Cine la Espiga de Oro conmemorativa en reconocimiento a su carrera.