Quantcast

El Corte Inglés supera el año de la pandemia con Ebitda positivo y confianza en su estrategia de futuro

A pesar de que el 2020 fue el año de la pandemia, los datos que el Grupo El Corte Inglés ha dado a conocer son positivos. No solo por un Ebitda positivo, sino por los 142 millones que ha conseguido, sobre todo sabiendo flexibilizar su negocio y siendo capaz de reaccionar para renovar las tiendas, impulsar la digitalización y la omnicanalidad. Además, el desarrollo de los nuevos negocios y la capacidad de adaptación a los nuevos tiempos ha logrado ganar la confianza de su estrategia a futuro.

El Corte Inglés cerró el año con una cifra de negocios de 10.432 millones de euros sobre unas pérdidas netas antes de provisiones de 445 millones. Esto debido sobre todo al cese de gran parte de su actividad, que tuvo lugar en los meses de confinamiento. Además, hay que añadirle los cierres en las comunidades autónomas, además de la ausencia completa del turismo, tanto el nacional como el internacional.

Según las medidas de prudencia contables, para este año tienen una provisión de 2.500 millones de euros, enfocados sobre todo a cubrir deterioros de inmovilizado, existencias y créditos fiscales. La casi totalidad de esas provisiones están basados en una actualización de activos como consecuencia de la transformación a un negocio más digital. Esas provisiones han supuesto un resultado neto negativo, en 2945 millones de euros.

LAS ÁREAS DE EL CORTE INGLÉS

Por áreas, en El Corte Inglés han notado que el negocio retail solo ha descendido un 19% con respecto al año anterior, muy en consonancia con los ingresos derivados del turismo de compras. Sin embargo, la empresa ha conseguido paliar los efectos mediante la apuesta del modelo omnicanal, así como la digitalización, que permitió combinar la tienda física con un entorno online. Servicios como la Entrega en el Día, Recogida en Tienda o Click&Car, aparte de la utilización de las propias tiendas como plataformas logísticas para preparar y enviar pedidos, fueron decisivos en la evolución y mejora del negocio.

Su digitalización incrementó la venta online, que se situó en un 17,3% del volumen total del negocio de retail. Esto supuso una mejora del 132% con respecto al año anterior.

En cuanto a la falta de movilidad y la ausencia de turistas, no hay duda que supuso un varapalo para Viajes El Corte Inglés, con una caída del 89%. Sin embargo, en otras áreas de actividad, unidas a la fortaleza del modelo de negocio, así como a la gestión de El Corte Inglés Seguros, permitió mantener el volumen de ventas en 2020.

UN REFUERZO EN SU POSICIÓN DE LIQUIDEZ

Grupo El Corte Inglés ha conseguir reforzar su posición de liquidez. A cierre del ejercicio, esta se sitúa en 3.549 millones de euros, lo que le permite afrontar los compromisos de la empresa.

Durante el último año, la empresa también ha acelerado la transformación del modelo de negocio. Ahora está enfocado en un sistema más alineado con la digitalización y la omnicanalidad, la diversificación y la sostenibilidad. Pero todo ello preservando siempre la calidad, garantía e innovación de los productos y servicios con el objetivo de facilitar la vida de las personas.

Como avance del primer trimestre del ejercicio 2021, las ventas de retail están cumpliendo con las expectativas, situándose en niveles cercanos a los de 2019, a pesar de los efectos persistentes de la pandemia.