Quantcast

Hallan el cadáver de una mujer en su casa del barrio de Fuencarral

Una mujer de 77 años ha hallado hace unos días el cadáver de una mujer de nacionalidad colombiana que llevaba varias semanas muerta en su casa del barrio de Fuencarral junto a sus gatos, algunos de ellos también fallecidos por inanición, ha informado una portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

El hallazgo se produjo el lunes en el número 5 de la calle San Cugat del Vallés, en el madrileño barrio de Fuencarral, después de que una vecina alertara de que hacía muchos días que no veía a una anciana que vivía en el edificio.

Entonces, tras lograr entrar en la casa gracias a la ayuda de los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, que con una escala entraron a la vivienda a través de una ventana, encontraron en una habitación a la mujer que por la descomposición de su cadáver y el olor que desprendía llevaba muchas semanas muerta.

También encontraron a cinco gatos muertos por inanición pero otros dos aún sobrevivían. Pese a lo que han manifestado los vecinos, los animales no se habían comido nada del cuerpo de la anciana. El Servicio Veterinario Municipal de Urgencias del Ayuntamiento ha trasladado a dos gatos fueron al Centro de Protección Animal, ya que se encontraban en muy malas condiciones.

El cuerpo ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal para determinar las causas de la muerte, que todo apunta a naturales, y fijar la data de la muerte, han indicado las mismas fuentes.

La fallecida se llama Clara Inés y vivía sola en este piso del Ivima desde 1996. No tenía hijos ni estaba casada. Su familia residía en Colombia y no tenía parientes en España, ha publicado hoy el diario ‘El Mundo’. Sus vecinos dieron la voz de alarma porque solía bajar a la calle a dar a de comer a los gatos callejeros y hacía más de un mes que no la veían.

También señalaban que era habitual verla los días de mercadillos recogiendo los restos de fruta y comida que los vendedores dejaban en las cajas cerca de los contenedores. Clara podría sufrir el síndrome de Diógenes porque cuando abrieron los agentes se encontraron cantidad de basuras y excrementos felinos.

LA VECINA QUE LLAMÓ A LA POLICÍA: “OLÍA A MUERTO”

Carmen, una de las vecinas del edificio, ha explicado Televisión que Clara Inés no se relacionaba con los vecinos, “solo se dedicaba a sus gatos, que acumulaba en su casa y por lo que olía muy mal el edificio”.

Fue ella la que avisó a los servicios de emergencia porque llevaba varios meses que no veía a la señora y los comederos de los gatos estaban vacíos y en el mismo sitio. Además, Carmen reconocía que en el rellano de la escalera “olía a muerto”, aunque pensaba que la fallecida se encontraba mal, que se había caído o “cualquier cosa”.

“Como ser humana que soy, llamé al 112 y la Policía y Bomberos vinieron a los 5 minutos. Los policías me dijeron que estaba fallecida y los gatos que tenía se han comido el cuerpo. Estoy muy triste, no duermo y estoy muy nerviosa todo el día por lo ocurrido”, ha finalizado la vecina.