Errejón enfría la posibilidad de reagrupamiento de la izquierda

El líder de Más País, Íñigo Errejón, ha subrayado que no están ahora en el debate sobre la posibilidad de un reagrupamiento de la izquierda tras el 4M y los últimos sondeos, al destacar que su formación transita «un camino propio» para consolidarse como «fuerza verde» en España.

Además, ha opinado que el Gobierno debe «ponerse las pilas», ser «claro», decantarse por una agenda progresista y concretar ese programa acercándose con sus socios parlamentarios, dado que esa es la única forma para que den los números para la izquierda en las próximas elecciones generales.

En declaraciones a La Sexta, Errejón ha instado al Gobierno a «avanzar» para «dar moral de victoria» a los que le han apoyado desde la investidura.

Cuestionado, a raíz de varias encuestas tras las elecciones del 4M que arrojan una tendencia mayoritaria a las fuerzas de la derecha, si es factible un futuro reagrupamiento entre fuerzas de izquierda en candidaturas de confluencia, Errejón ha señalado que no están en ese análisis y que no hay un horizonte electoral que lleve a esa reflexión.

«Nosotros estamos haciendo un camino propio», ha insistido el diputado para recalcar que está «orgulloso» de la labor que desempeñan en el Congreso, al lograr poner en el debate público cuestiones como la salud mental o la reducción de la jornada laboral.

Por tanto, «no están en eso» y ha señalado que los buenos resultados de Más Madrid se enmarcan en plasmar esa «ola verde» que recorre Europa y tiene su máxima expresión en las perspectivas electorales de esa sensibilidad política en Alemania.

PARA QUE DEN LOS NÚMEROS, EL GOBIERNO DEBE SALIR DEL «ENSIMISMAMIENTO»

Aparte de la aritmética en los sondeos, Errejón ha recalcado que hay «otras matemáticas», la de las cuestiones concretas de la «vida cotidiana» a las que debe volver la acción del Gobierno, que debe salir de la «inacción» y que el ensimismamiento» es lo que le «desgasta».

Y es que si no recupera ese pulso con una legislatura que, a su juicio, deja «más cosa en el debe que en el haber» de la agenda progresista, el líder de Más País augura que «no darán los números» para la izquierda cuando se abran las urnas a nivel nacional.

Sobre todo, ha lamentado que el Ejecutivo tome «distancia» respecto al Congreso cuando tiene los «números» para poder aplicar un programa si negocia con sus socios, aunque no le darán «un cheque en blanco». De esta forma, ha vaticinado que si cuida a los grupos parlamentarios que apoyaron su legislatura, será «todo más fácil» aunque, por ahora, no aprecia un reforzamiento de esa mayoría, si bien hace tan solo seis días de los comicios del 4M.

También ha señalado que aún queda legislatura y que el Ejecutivo debe dar detalles de cómo se ejecutará los fondos europeos y dar «tranquilidad» a la sociedad, factor al que no ayuda aspectos como «subir impuestos indirectos» como su plan de extender peajes o polémicas como la mención a suprimir la modalidad de declaración conjunta del IRPF.

«Debe reconciliarse con el país», ha reiterado al Ejecutivo para ahondar en que «obras son amores y no buenas razones» que tienen que reflejarse en el «BOE».

SI SIGUE POR ESTA LÍNEA, NO AGOTA LA LEGISLATURA

También ha opinado que, de seguir con esas medidas y no derogar la reforma laboral, el Gobierno «no agota la legislatura» y ha apremiado a traer iniciativas en este sentido al Congreso.

Sobre todo para ver si en Bruselas se está diciendo, con el plan de reformas, otra cosa o piensa que la Comisión Europea está «en otra galaxia», cuando en las fichas remitidas a las autoridades comunitarias debería incidir también en su programa progresista, aprovechando el cambio de criterio iniciado por el presidente estadounidense Joe Biden, que no es «socialcomunista».