Quantcast

Ensalada de bacalao con naranja: el plato más nutritivo, rápido y fresco que puedes preparar

Esta ensalada de bacalao con naranja es una receta que, además de sabrosa, es súper ligera, así que si tienes uno cuantos kilos de más y temes que sigan en aumento, esta comida es la opción adecuada para ti.

Un gran reemplazo para comidas pesadas que solamente causan tu aumento de tallas, como las roscas fritas, leche frita sin lactosa y torrijas sin lactosa, es esta nutritiva ensalada que además contiene la emulsión del bacalao, una comida que tu cuerpo agradecerá.

Un toque fresco

Un toque fresco

El toque refrescante que le agrega la naranja a la ensalada es algo que no puedes pasar un segundo más sin probar. Deja atrás las comidas que te hacen daño, como el pescado frito y los buñuelos.

De las mejores ensaladas que llegarás a degustar en tu vida, esto te lo aseguramos. Una de las comida que más se prepara en fechas festivas, como Semana Santa, esta ensalada de bacalao con naranja te garantizará grandes halagos de tu familia, amigos e invitados.

Como la tradición de semana santa lo indica, no se debe comer carnes rojas, por lo que esta ensalada de bacalao con naranja, será la mejor opción para probar en estas fechas. Es normal que en esta festividad se compren grandes cantidades de pescado, como el bacalao que normalmente se conserva en salazón, y quede un poco. Con estos restos que suelen quedar es que se elabora la ensalada.

Si en tu casa no quedan partes del bacalao, puedes acercarte a tu pescadería más cercana donde comprarás recortes o migas de bacalao. Debido a que son piezas de recortes no tan agradables visualmente, tienen un precio mucho más económico que comprar el bacalao entero.

Consejos para la ensalada de bacalao con naranja

Consejos para la ensalada de bacalao con naranja

Si sabes aprovechar cada parte del bacalao y sus recortes, podrás realizar hasta dos comidas, como el bacalao dorado. Luego, utilizando los recortes que te sobren, podrás preparar la deliciosa ensalada de bacalao con naranja o también conocido como remojón granadino. Algo que muchos no saben es que la ensalada de bacalao con naranja es realmente una variación de la receta del remojón granadino.

La diferencia entre ellas es que la ensalada lleva naranja, bacalao desmigado, aceitunas negras y algunas hojas como la escarola, radicchio y canónigos. Otra diferencia entre ellas que es importante resaltar es que la ensalada de bacalao con naranja no lleva cebolleta, mientras que el remojón gratinado sí.

Si gustas, puedes añadirle a la ensalada las migas del bacalao una vez que esté desalado en crudo. Si lo prefieres, también puedes llevar la cocción del bacalao un poco utilizando un sartén, o mucho más fácil y menos laborioso, el microondas. Hay personas que meten el lomo del bacalao dentro de un recipiente de vidrio con tapa, o usando un papel film para cubrirlo.

Esto debes hacerlo poniendo la piel hacia arriba, durante unos 5 minutos aproximadamente. El bacalao comenzará a cocinarse como si fuera al vapor. Los aliños que se usan para esta ensalada de bacalao y naranja podría decirse que es una especie de pil pil, la cual se hará tomando partido de los jugos que desprende el bacalao cuando se está cocinando con el aceite de oliva. Todo eso se mezclará hasta que nos quede una emulsión.

Se le debe añadir la sal junto con una pizca de vinagre, esto nos dará una vinagreta bastante deliciosa para nuestra ensalada.

Ingredientes para la ensalada de bacalao con naranja

Se necesitarán de unos 150 gr de mezcla de hoja variadas, como la radicchio, canónigos y escarola, 150 gr de bacalao desmigado, 1 naranja, 6 aceitunas negras, 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 cucharada de vinagre, 1 cucharada del jugo que suelta el bacalao cuando es cocinado y una pizca de sal.

Preparación de la ensalada de bacalao con naranja

Para comenzar a elaborar nuestra ensalada, lo primero será tomar nuestro bacalao. Si este no está desmigado, puedes colocar el lomo dentro del microondas. El lomo debe estar puesto sobre un recipiente que tenga una tapa que cubra el lomo. Si el envase que escogiste no tiene tapa, puedes reemplazarla utilizando el papel film para cubrir el lomo del bacalao.

Este lomo debe dejarse cocinar por aproximadamente unos 5 minutos, con su piel mirando hacia arriba. Si lo prefieres, en el sartén con el fuego a un nivel medio colocando aceite de oliva por unos 5 a 4 minutos a cada uno de sus lados. Esto dependerá siempre del grosor que posea el lomo, siempre debe empezarse por el lado que no tiene piel.

El bacalao soltará un jugo, el cual procederemos a mezclar junto con el aceite de oliva para poder lograr hacer una emulsión, una especie de falso pil pil podría decirse. Se le debe añadir un poco de sal, y listo, nuestra vinagreta estará hecha y puede ser utilizada.

Una vez que el bacalao haya podido enfriarse y se encuentre a una temperatura que no sea tan alta ni llegue a quemarte, procederemos a tomarlo para desmigarlo. Esto lo haremos utilizando un tenedor como instrumento que te será de gran ayuda para poder hacer este paso a la perfección.

Luego, tomaremos una naranja. Con esta lo que haremos será, primero, pelarla para tener acceso a su interior, y después, cortaremos los gajos que posee en pequeños trozos. Una vez que completaste el paso de la naranja, tomarás las hojas variadas que debes haber lavado ya con vinagre, estas son medidas de higiene que debe tenerse siempre a la hora de cocinar para así poder evitar enfermedades y bacterias que podrían encontrarse en las hojas.

Las hojas que tomaste serán ahora mezcladas con los trocitos de gajos que has sacado de la naranja junto con las migas del bacalao. Nuestro paso final será verter la vinagreta en la ensalada que ya posee todos los ingredientes y está casi lista. Luego de haber añadido la vinagreta, solo queda que la envuelvas bien y dejes que repose un rato para que el sabor del bacalao y la naranja puedan asentarse en las hojas.