Quantcast

Sal negra: conoce todo sobre esta saludable alternativa

Ya están muy lejos los tiempos en los que prácticamente las únicas sales que podían encontrarse eran la marina y la conocida como “de mesa”. Afortunadamente actualmente hay alternativas variadas y más beneficiosas para la salud como la sal de coco o la de hierbas.

Ni siquiera son difíciles de encontrar. Sin ir más lejos, puedes adquirirlas en una tienda ecológica online.

Entre esas opciones claramente más saludables no podemos dejar de nombrar la sal negra y sus diversas combinaciones, que hacen de ella un producto que además resulta muy versátil a la hora de condimentar cualquier plato, dándole un toque especial (de hecho, cada vez es más popular en el mundo de la cocina, y no es para menos). Suena bien, ¿verdad? Vamos a ver más cosas sobre ella.

¿De dónde proviene la sal negra?

La sal negra, conocida también como “Kala Namak”, es de origen volcánico y procedente de la India. Su color y su textura rugosa hace que muchos piensen que procede del carbón, pero esto no tiene nada que ver con la realidad.

Lo cierto es que el que sea así es debido a los minerales que lo componen. El hierro, pequeñas partículas de sulfuros y el cloruro de sodio son algunos de los principales. Su sabor tiene menor intensidad que el de otros tipos de sal.

¿Para qué se suele utilizar?

 La sal negra inicialmente era utilizada por la cocina hindú, expandiéndose después a la de muchos otros lugares. Empezó a ser muy usada con encurtidos, yogures, ensaladas o como acompañamiento de frutas (el contraste con el sabor dulce de esta es genial).

También se ha convertido en un gran complemento para la cocina vegana, pues, entre otras cosas, su sabor se asemeja bastante al del huevo.

Por supuesto, puede usarse para cualquier tipo de receta y elaboración como ensaladas, pastas o tortillas, entre otras muchas. Y no solamente sirve para cocinar: gracias a sus beneficios (te hablaremos sobre ellos a continuación), también se recurre a ella para la medicina ayurvédica.

Beneficios de la sal negra

  • Al tener un bajo contenido en sodio, es ideal para las personas con hipertensión, problemas cardiacos o retención de líquidos.
  • Es una sal que también resulta perfecta para casos de flatulencias habituales o de ardor estomacal.
  • Una opción 100% vegetal.
  • Tiene múltiples beneficios digestivos. Entre otras cosas, es un laxante natural que puede ser de gran ayuda a la hora de acabar con problemas de estreñimiento. También resulta perfecta para tratar indigestiones o hinchazón abdominal, o para combatir las flatulencias.
  • Gracias a su contenido en magnesio, ayuda a combatir los calambres y espasmos causados por la deshidratación.
  • Fortalece el cabello, previniendo también la caída de este.
  • El azufre y hierro que contiene consigue que la piel esté suave y que luzca radiante. También de forma externa, mezclada con agua tibia.

Como habrás visto, la sal negra no solamente es ideal para darle un toque de sabor especial a tus platos; también puede aportar grandes beneficios. Esperamos haberte ayudado a descubrir más sobre esta saludable alternativa.