Quantcast

Laya recalca que liberalizar patentes “no es la panacea”

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha querido dejar claro que la liberalización de las patentes “no es la panacea” para conseguir una mayor disponibilidad de vacunas del coronavirus en el mundo y, aunque cree que hay margen aprovechar la flexibilidad del comercio internacional, prefiere promover un pacto que permita aumentar la producción de los medicamentos.

En su comparecencia ante la Comisión de Exteriores del Congreso, González Laya ha relatado que el problema actual no son las patentes, sino que “hay un gran cuello de botella” en la producción de vacunas porque no hay capacidad a escala de lo que se precisa.

A su juicio, hay que “usar al máximo las flexibilidades” que ofrece la Organización Mundial del Comercio (OMC) en materia de licencias relativas a patentes, empezando por las licencias voluntarias que ya se están utilizando.

Eso sí, frente a grupos como Bildu o incluso su socio de Unidas Podemos, que piden la liberalización de las patentes, la ministra ha subrayado que eso no es “la panacea” porque la licencia debe ir acompañada de una transferencia de tecnología que, en muchos casos, luego no se hace.

CONECTAR LOS PAÍSES DE LAS PATENTES CON LOS QUE PUEDEN PRODUCIR

“La flexibilidad en materia de patentes existen, usémoslas, pero no pensemos que la flexibilidad de las patentes es la panacea para conseguir la producción”, ha resumido.

Para González Laya, “el punto fundamental” donde deben enfocarse los esfuerzos es “impulsar un gran pacto para la producción mundial de vacunas y que se pueda hacer mejor el ejercicio de poner en común a quien tiene la patente con quien tiene la capacidad de producción”.

En todo caso, a todo ello añade más medidas para extender la vacunación por el planeta. En este sentido, ha recordado que España ha ofrecido a los países iberoamericanos compartir vacunas que haya adquirido y no haya usado, siempre que ya se haya vacunado a la mitad de la población española. Según ha dicho, el gesto “ha sido muy apreciado” en la Cumbre de Andorra, aunque por si solo tampoco sea suficiente.

La ministra ha añadido también el proyecto de desarrollo de la vacuna española, que “va por buen camino” y que puede estar disponible a fin al de año o principios de 2022.

Y ha recordado que España es país fundador de la Alianza Covax para un acceso equitativo mundial a las vacunas contra el Covid 19, a la que se contribuye a financiar.