Quantcast

Concentración en Sant Vicent condena «graves insultos» de exedil PSPV a una funcionaria

Un concentración este viernes en la plaza consistorial del Ayuntamiento de Sant Vicent del Raspeig (Alicante) ha mostrado su «repulsa» por los insultos vertidos por el exconcejal del PSPV José Luís Lorenzo hacia una funcionaria del consistorio, que la Junta de Personal califica de «ataque grave y directo a la función pública».

En el acto, convocado por los trabajadores municipales, han participado unas doscientas personas, entre ellas, el alcalde, Jesús Villar (PSPV); empleados públicos; la secretaria municipal, que es la persona a la que iban dirigidos los insultos, y representantes de los partidos en el consistorio, incluidos todos los concejales socialistas.

Lorenzo dejó su acta este jueves tras conocerse unos audios en los que llamaba «cabrona y perra» a la secretaria municipal. El exedil ya había sido apartado de sus responsabilidades en el equipo de gobierno en febrero por «pérdida de confianza» del alcalde y es uno de los expedientados por la dirección regional del PSPV tras no respaldar una propuesta del primer edil en un pleno.

Durante el acto, la presidenta de la Junta de Personal del Ayuntamiento, Asunción Ortega, ha leído un manifiesto de la plantilla municipal en el que se califica de «ataque grave y directo a la función pública» los comentarios vertidos por Lorenzo, y se señala que «ya ha habido una dimisión, pero todavía quedan responsabilidades por depurar».

«Queremos mostrar nuestra más repulsa a lo que supone un ataque grave y directo a la función pública que cada día trabaja con profesionalidad y objetividad al servicio de la ciudadanía, se trata de unas manifestaciones que contienen graves insultos, descalificaciones e injurias contra diferentes personas al servicio de esta administración», indica el texto.

Asimismo, los funcionarios piden que el resto de ediles que supuestamente eran conocedores de las afirmaciones de Lorenzo dejen también su acta. «Tanto las personas que vierten estas descalificaciones así como las que con su silencio las consienten y alientan, no pueden ni un día más ostentar un cargo público en cualquier administración en un Estado democrático», añade el texto.

Además, han tildado los hechos de «auténtico maltrato» hacia las personas «que defienden los valores de la función pública» y consideran lo sucedido como «intolerable en un Estado de Derecho». Por ello, los empleados públicos han exigido que los autores asuman «todas sus responsabilidades para que esto no vuelva a ocurrir».

«SITUACIÓN COMPLICADA»

Tras el acto de protesta, el alcalde de Sant Vicent del Raspeig, Jesús Villar, ha explicado a los medios que «hoy, los verdaderos protagonistas han sido los trabajadores y trabajadoras municipales». «Por desgracia, es una situación complicada, y por eso, los políticos hemos venido a darles nuestro apoyo», ha detallado.

Además, Villar ha manifestado que valoran «el trabajo de los funcionarios porque son los que hacen que nuestro trabajo tenga sentido y sobre todo viabilidad».

TRATO VEJATORIO

Por su parte, el Colegio Oficial de Secretarios, Interventores y Tesoreros de Administración Local de la provincia de Alicante (Cosital) ha mostrado también este viernes su «rechazo» a los «insultos y descalificaciones» vertidas por Lorenzo hacia la secretaria municipal, unas actuaciones que ha tachado de «trato vejatorio» del edil hacia la empleada pública.

«Rechazamos con la mayor contundencia este tipo de actuaciones yexigimos una rectificación inmediata, así como que el Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig adopte las medidas oportunas para preservar la integridad y dignidad personal y profesional de la compañera», ha expresado Cosital en un comunicado.

El colectivo remitirá su comunicado y las noticias publicadas sobre este caso al Ministerio de Política Territorial y Función Pública, al Ministerio de Igualdad, a la Dirección General de Administración Local de la Generalitat Valenciana, al Defensor del Pueblo de la Comunitat Valenciana y a la Agencia Valenciana Antifraude.