Quantcast

Asval: La prórroga de desahucios y contratos de alquiler «no es la solución»

La Asociación de Propietarios de Viviendas en Alquiler (Asval) cree que la prórroga de tres meses más de los reales decretos-ley aprobados por el Gobierno en materia de desahucios y contratos de alquiler de vivienda «no es la solución al problema del alquiler» en España.

«La prórroga de estas medidas no es la solución al problema del alquiler en España y carga sobre los grandes propietarios la responsabilidad de la Administración de dotar de una vivienda pública a los colectivos vulnerables», según Asval.

Así, la organización ha apuntado que España tiene un importante déficit de vivienda pública y que las medidas deben ir enfocadas a paliar este problema y a favorecer el desarrollo del alquiler en España, «no a generar más inseguridad jurídica y desprotección a los propietarios».

También ha recordado que los reales decretos de paralización de desahucios, «legalizan la ocupación ilegal y amparan a ocupas ilegales, lo que genera un efecto llamada que afecta tanto a grandes como pequeños propietarios, comunidades de vecinos, barrios y a la sociedad en general».

«También nos convierte en una anomalía dentro de la Unión Europea, lo que daña nuestra imagen exterior como país», ha señalado Asval, que ha afirmado que «el Gobierno justificó que estas medidas eran excepcionales con motivo del Estado de alarma, y ahora se prorrogan más allá de este sin ningún tipo de iniciativa que proteja a los propietarios».

Asval ha apelado al Gobierno a poner en marcha medidas «eficaces que vayan a la raíz del problema», que es la falta de oferta de vivienda en alquiler, sobre todo social y a precio asequible, y que generen la seguridad jurídica necesaria para desarrollar este mercado.

Por último, ha reiterado su petición de destinar ayudas públicas directas por valor de 700 millones de euros para los colectivos más vulnerables.

En este sentido, ha alertado de que los problemas de accesibilidad y de impagos aumentarán en los próximos meses a medida que se agrave la crisis social generada por la crisis económica, «por lo que se hace imprescindible apoyar de forma urgente a los colectivos con menores recursos».

Por otro lado, sobre la decisión del Tribunal Constitucional de Alemania, que invalida el techo de alquiler impuesto por el Gobierno de Berlín, Asval ha apuntado que es «un nuevo golpe al control de precios» y que esta es una medida que no facilita el acceso a la vivienda, «sino que lo dificulta», sobre todo para las familias vulnerables.

De hecho, ha dejado claro que su principal consecuencia es la reducción de la oferta, «ya que muchos propietarios retiran sus viviendas del mercado». Además, Asval ha resaltado que, según datos del Instituto Ifo alemán, en el año y medio que lleva la medida en vigor en Berlín, la oferta de inmuebles en alquiler se ha reducido un 40%.

También ha destacado que otras consecuencias demostradas del control de precios son el incremento de la economía sumergida, el deterioro de las viviendas y la inseguridad jurídica. De hecho, ha apuntado que, en Alemania, se abre ahora un periodo de «gran litigiosidad entre propietarios e inquilinos que no beneficia a nadie».

«Medidas como el control de precios o las decisiones anunciadas ayer por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no servirán para solucionar esta situación, puesto que no van a la raíz del problema, que es la falta de oferta, sobre todo de alquiler social», según Asval.