Quantcast

Andalucía lamenta que Sanidad «se pone de perfil» en su petición sobre espectáculos

El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha lamentado este jueves que el Ministerio de Sanidad «se pone de perfil» con la petición de su departamento de ser «un poco más permisivos» en la regulación de la distancia mínima de seguridad de 1,5 metros en espectáculos públicos en el actual contexto de pandemia de Covid-19.

Así lo ha señalado el consejero en una rueda de prensa después de que este asunto se haya abordado en la reunión de la Comisión de Salud Pública de este jueves, y donde el Ministerio de Sanidad «ha vuelto a ponerse de perfil», según ha criticado.

El consejero ha recordado que su departamento ha pedido a Sanidad que «se interprete» de acuerdo «a la realidad vigente de ahora», de este mes de abril, el artículo de la Ley 2/21, del 29 de marzo, que, en el marco de la actual pandemia de Covid-19, establece que, en equipamientos culturales, espectáculos públicos y otras actividades recreativas, las administraciones competentes deben asegurar que se adoptan las medidas necesarias para garantizar una distancia interpersonal mínima de 1,5 metros.

Jesús Aguirre ha remarcado que desde la Consejería han vuelto a pedir este jueves en la Comisión de Salud Pública que «se interprete» dicho artículo «a la realidad vigente de ahora, de abril, y no de junio del año pasado», cuando se empezó a legislar al respecto.

En esa línea, el titular andaluz de Salud ha argumentado que actualmente «tenemos una población con seroprevalencia muy alta», bien por haber pasado el coronavirus o bien por haber sido vacunado, y «tenemos la capacidad de medios diagnósticos» como pruebas PCR o test de anticuerpos para ser «un poco más laxos a la hora de la aplicación de este artículo», pero ha lamentado que «el Gobierno ha vuelto a ponerse de perfil ante la petición de la Consejería de Salud».

PROPUESTA «MÁS RESTRICTIVA»

Es más, según ha continuado Aguirre, en la comisión de Salud Pública se ha planteado «una propuesta, un documento de trabajo, en el que se plantea que en espectáculos públicos abiertos no se superen en ningún caso los 1.000 espectadores».

El consejero ha apuntado que esa propuesta se debatirá previsiblemente en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud la próxima semana, y ha avisado de que desde la Junta van a «insistir en que podemos ser mucho más permisivos» en relación a regular las distancias de seguridad en espectáculos públicos.

Sobre el impacto que esta regulación de los aforos pueda tener en las corridas de toros previstas en la Plaza de la Maestranza de Sevilla a partir de este próximo fin de semana, Jesús Aguirre ha comentado que este pasado miércoles se le mandó a la empresa Pagés, que gestiona el coso hispalense, «un informe» con «las condiciones que manda la legislación vigente en aforos según los niveles» de alerta.

Al respecto, ha explicado que el nivel 3 en el que va a entrar Sevilla esta semana conlleva que el aforo máximo en dichos espectáculos sea de un 40%, «siempre que vaya acompañado» de lo establecido en el citado artículo sobre el metro y medio de distancia de seguridad entre el público.

Aguirre ha subrayado que «las medidas son las que son» y «la ley es la que es», y desde la Administración autonómica toman medidas poniendo en una «balanza» la salud pública y la economía, intentando encontrar «el punto de equilibrio y salvar el máximo de vidas», al tiempo que ha remarcado que desde la Junta «no autorizamos que haya o no toros», sino que se notifica a la empresa organizadora «cuál es la legislación vigente».

El consejero ha incidido en que seguirá «insistiendo» en pedir «adecuar la ley a la situación actual», pero también ha advertido de que, mientras no se modifique la norma, la que rige es dicha ley del Gobierno «sancionada por el Rey», aunque él crea que sea «muy drástica».

EL ASUNTO SE ABORDARÁ «EN COMISIONES POSTERIORES»

Por su parte, la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, ha explicado que se abordará «en comisiones posteriores» de Salud Pública el tema del control y limitación de aforos en «grandes eventos» en el marco de la actual pandemia.

Así lo ha apuntado la secretaria de Estado de Sanidad a preguntas de los periodistas en rueda de prensa, y después de que la ministra del ramo, Carolina Darias, explicara este pasado miércoles que la Comisión de Salud Pública abordaría este jueves ese asunto.

Silvia Calzón ha explicado que cuando se dirigía hacia la rueda de prensa «no había terminado» la reunión de la Comisión de Salud Pública, pero que el asunto de los aforos en «grandes eventos» se va a abordar «en comisiones posteriores».

Tras señalar que «el debate intenso tanto de los técnicos como directores generales en las comisiones de Salud Pública hace con frecuencia que los debates se alarguen», la secretaria de Estado ha dicho sobre «el tema de aforos» que «no se trataba concretamente de las plazas de toros, sino en general de los grandes eventos».

Se busca «una armonización con ese documento de semáforos que tienen que acoplar medidas según el nivel de alerta, para que también las medidas en el control de aforo o incluso en la limitación del número de personas máximo en un determinado escenario puedan acompasarse en la mayoría de comunidades autónomas», según ha abundado Silvia Calzón.

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía elevó una petición al Ministerio de Sanidad para que aclarase en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de este pasado miércoles dicha cuestión incluida en el artículo 14 de la Ley 2/21 del 29 de marzo, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, que se centra en ‘equipamientos culturales, espectáculos públicos y otras actividades recreativas’.

Al respecto, el artículo determina que «las administraciones competentes deberán asegurar el cumplimiento por los titulares de equipamientos culturales, tales como museos, bibliotecas, archivos o monumentos, así como por los titulares de establecimientos de espectáculos públicos y de otras actividades recreativas, o por sus organizadores, de las normas de aforo, desinfección, prevención y acondicionamiento que aquellas determinen».

«En todo caso, se deberá asegurar que se adoptan las medidas necesarias para garantizar una distancia interpersonal mínima de 1,5 metros, así como el debido control para evitar las aglomeraciones», según abunda el artículo, que agrega que «cuando no sea posible mantener dicha distancia de seguridad, se observarán las medidas de higiene adecuadas para prevenir los riesgos de contagio».