Quantcast

Andalucía avisa ante el fin del estado de alarma de que la cuarta ola crece verticalmente

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, ha avisado este miércoles de que «se puede complicar mucho más la situación» de la pandemia de Covid-19 tras el 9 de mayo si decae el estado de alarma en vigor hasta esa fecha, y ha avisado en ese sentido de que «estamos empezando la verticalidad de la cuarta ola» de contagios.

En una atención a medios en el marco de la firma de un convenio de colaboración entre la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo y la Federación de Comunidades Judías de España, en Sevilla, Bendodo ha realizado esta reflexión a preguntas de los periodistas sobre la intención del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de no prorrogar el estado de alarma que expira el 9 de mayo.

El consejero portavoz de la Junta ha recordado que desde el Gobierno andaluz ya dijeron «hace una semana», cuando el presidente anunció «que decaería el estado de alarma» un mes antes de que llegara la fecha de su fin, que «no fue una decisión acertada, porque un mes antes no sabemos cómo va a evolucionar el virus».

Y es que «hay que ir haciendo un seguimiento al virus y tomando decisiones día a día», según ha subrayado Bendodo, que ha avisado de que «la previsión que tenemos ahora mismo no es buena», porque «estamos empezando la verticalidad de la cuarta ola», y «cuando llegue el 9 de mayo se puede complicar mucho más la situación».

El consejero de la Presidencia ha defendido que el estado de alarma es «una herramienta que utiliza el Estado que sirve a las comunidades autónomas para limitar la movilidad», que «cuando se abre aumentan los contagios», según ha advertido.

Bendodo ha remarcado que la decisión de no prorrogar el estado de alarma «es del Gobierno», y él entiende «que la tome fundamentalmente por falta de apoyos parlamentarios», pero el Ejecutivo central «no puede dejar la gestión de la cuarta ola al amparo de las comunidades autónomas» sin darles las herramientas necesarias.

En esa línea, ha sostenido que las comunidades han demostrado tener «capacidad para gestionar» la pandemia, pero el Estado «nos tiene que dar las herramientas para limitar movilidad, horarios», según ha insistido Bendodo, que se ha preguntado «cómo vamos a gestionar» la situación las comunidades «si no nos dan» esos instrumentos.

«La decisión de levantar el estado de alarma es del presidente del Gobierno, ya sea por los motivos que sea, por estrategia sanitaria o por falta de apoyos parlamentarios, da igual, pero si decae el estado de alarma las comunidades autónomas necesitamos que el Estado articule una serie de herramientas, mecanismos, para que seamos las que gestionemos esa situación», según ha aseverado Bendodo antes de concluir remarcando que «el virus sigue entre nosotros, y la cuarta ola sigue creciendo».