Quantcast

Monasterio: «Las mujeres llegamos donde queremos por mérito y por esfuerzo»

La candidata de Vox a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha cargado contra el anuncio del candidato a las elecciones autonómicas del PSOE, Ángel Gabilondo, de conseguir un gobierno paritario en la región y ha afirmado que «las mujeres llegamos donde queremos por mérito y por esfuerzo, no por las cuotas de Gabilondo».

Así lo ha trasladado esta tarde en un acto celebrado junto con el presidente de Vox, Santiago Abascal, en el barrio de Pacífico de la capital, en el que ha puesto de manifiesto que las madres están «hartas» de que a sus hijos les digan que por ser varones «son machistas» y las chicas que por ser mujeres son «débiles».

«Ya está bien de humillarnos con leyes, que parece que necesitamos la protección de Sánchez (presidente del Gobierno). No necesitamos la protección de ninguno de los políticos», ha afirmado la candidata, quien ha ensalzado la importancia de proteger a las familias a través de la reducción de impuestos y las ayudas a la conciliación.

Sobre la conciliación, ha criticado que hayan decidido celebrar las elecciones en un día laborable pero no lectivo los que luego hablan de «mujer y conciliación». «Qué cínicos sois, si estuvierais pensando en los padres y las madres por supuesto que ese día no sería laborable», ha expresado.

Por otro lado, le ha mandado «un abrazo» a todas las familias de la calle Téllez, afectados por los atentados del 11 de marzo. «Yo trabajaba en este barrio y le tengo mucho cariño. Recuerdo el silencio cuando no entendíamos lo que había pasado y queremos saber toda la verdad de lo que pasó, que todavía no la sabemos», ha defendido y ha añadido que Madrid quiere «dignidad, memoria y justicia».

Monasterio ha aludido también a las cacerolas que se oían de fondo cuando estaban realizando su discurso y ha asegurado que son «los intolerantes». «Estos son los que luego vienen hablar de libertad, los que mandan a sus brigadistas a lanzarnos adoquines a la cabeza», ha manifestado.

De ellos ha afirmado también que tienen «cara de amargados». «Yo les veo en todos los actos con una cara de amargados, todos con la cacerola, todos estos de Podemos que mandan al día siguiente a las mujeres a fregar, sois unos machistas pero de verdad», ha aseverado.

También, ha vuelto a cargar contra la inmigración ilegal y la inseguridad en las calles. «Estamos en el mundo al revés, se premia y se pone en una lista a un candidato que fue mantero y que entró de forma ilegal como hace Podemos», ha criticado. «Ya está bien de tener en los partidos a gente condenada por delincuencia como Serra (portavoz nacional de Podemos)», ha señalado.

«ESTÁN MUY FRUSTRADOS Y TIENEN QUE HACER RUIDO»

Por su parte, Abascal ha indicado que los que estaban dando golpes a la cacerola «están muy frustrados y tienen que hacer un poco de ruido porque ese al que querrían aplaudir no se atreve a salir», en referencia al candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, de quien ha dicho que «no va a los medios» y decide mandar «vídeos enlatados».

«Iglesias está en la madriguera, tiene mucho que ocultar, no se atreve a mirar a la gente a la cara», ha afirmado, a lo que ha añadido que a esos a los que llaman «fascistas» están en todos los barrios, calles y pueblos.

Considera que la gente «no va diciendo yo soy muy de centro, yo muy derechas» sino que las elecciones se ganan «diciendo la verdad» frente a Gabilondo que va «de moderadito».

«Venimos aquí a decir que vamos a defender la unidad de nuestra patria», ha trasladado Abascal, que ha continuado diciendo que en estas elecciones no solo se juega un Parlamento regional sino que se juega «el futuro de España y el principio del fin del Gobierno de Sánchez y de Podemos».

En su discurso, Abascal ha cargado también contra el secretario general del PCE y diputado, Enrique Santiago, de quien ha asegurado que ha dicho en el Congreso que Vox «fue a Vallecas a insultar a los vecinos, a lanzarles objetos y a romper un cordón policial». «Los comunistas no creen en la libertad, en la democracia, por mucho que Iglesias lo disfrace», ha insistido.

Por ello, ha pedido a los madrileños que voten a la alternativa «más fiable» y que no acepten «ningún tipo de chantaje numérico». «Votar con alegría y masivamente para detener el asalto comunista de la Comunidad de Madrid», ha espetado.