Quantcast

Iglesias propone una Ley de Vivienda y otra de Cuidados

El candidato de Unidas Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, ha propuesto este domingo, si gobierno tras las elecciones del 4 de mayo, aprobar una Ley regional de Vivienda para «determinar las zonas de mercados tensionados» y otra sobre los Cuidados para «arrebatar de una la gestión de las residencias a los fondos buitre, un maldito escándalo».

Así lo ha manifestado tras una reunión en Lavapiés junto a miembros de su lista electoral con representante de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), tras la que ha señalado que las condiciones programáticas con la entidad son «amplísimas».

«En educación compartimos que ha habido un trasvase de lo público a lo privado en los últimos 25 años y que esa es la lógica que ha movido en los gobiernos del PP, que se ve claramente en la Sanidad. Hace falta más inversión y hay recursos de sobra, por lo que representa la Comunidad de Madrid y también por el ciclo europeo de políticas expansivas y llegada de fondos», ha esgrimido.

En Sanidad, el líder de Podemos ha puesto la Atención Primaria como «objetivo fundamental», mientras que en Vivienda también coinciden con la FRAVM en la necesidad de una regulación de los precios de los alquileres, «que no debería ser una cosa ideológica, ya que con ella aumentaría la capacidad de consumo y los negocios y comercios de barrio irán mejor». «Es absurdo una política de privilegiar modelos rentistas que no ponen a funcionar esos recursos», ha argumentado.

En Políticas Sociales, el aspirante de la formación morada a la Comunidad ha recordado que los fondos europeos llevarán una línea de inversión en este aspecto y con ellos quiere construir el llamado cuarto pilar del Estado del Bienestar, y ha puesto como ejemplo el modelo nórdico.

«La mayor parte de los mayores no necesita estar en una residencia, sino alguien que les ayude a ducharse, a ir por las mañanas, a hacer compras. Hay ancianos que tienen que estar atendidos y residencias tiene que haber, pero podría cambiar por completo la calidad de vida de una amplia mayoría que además generaría mucho empleo en este tipo de sectores, entre los mayores de 45 y 50 años, que son el grueso de cuidadoras. Para eso hacen falta competencias económicas y municipales. Los cuidados, al igual que educación infantil no tiene por qué ser una competencia autonómica, ahí está el papel de los ayuntamientos», ha explicado.