Quantcast

Page ve «grave» que haya fuerzas políticas que «generen odio social» a causa de la inmigración

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha lamentado que en la política española cada vez haya «más demagogia» con la inmigración, al tiempo que ha considerado «grave» que «haya fuerzas políticas que casi deben la mitad de su expectativas a enmarañar y a generar odio social».

De este modo ha pronunciado el titular del Ejecutivo castellanomanchego desde Santa Cruz de Tenerife, donde tras firmar un acuerdo de colaboración el presidente de las islas, Ángel Víctor Torres, ha hablado, a preguntas de los medios, sobre la problemática de la inmigración que sufre Canarias y la colaboración que pueden prestar otras comunidades.

García-Page, que ha aseverado que «todo el mundo» le va a encontrar «para cooperar, independientemente de quién sea el Gobierno», ha asegurado que su Ejecutivo «no va a entrar en hacer distingos porque es un problema de humanidad y de eficacia».

Luego de felicitar al presidente Torres por su gestión «porque con mucha claridad antepone intereses de Canarias a los de su partido y esa es la única vía, defender una posición y llamar la atención», ha insistido en que Castilla-La Mancha se va a prestar a colaborar, pero sabiendo que la responsabilidad y la financiación «tiene que ser del Estado».

«España tiene hoy como país mucha más gente emigrante viviendo fuera de España que inmigrantes dentro. Tres de cada cinco habitantes del planeta llaman a la puerta de Europa, porque quieren vivir como en Europa, pero todos sabemos que si esto es así ni ellos ni nosotros vamos a vivir igual. Hay que llegar a consensos a nivel europeo», ha reclamado García-Page, que ha calificado de «intolerable», desde el punto de vista político y moral, que «haya una parte insolidaria que busca generar guetos migratorios en la periferia de Europa». «Es una falla inmensa de Europa».

En este punto, y tras precisar que Canarias padece el problema de la inmigración, ha puesto en valor la acción del presidente canario, que «sin aspavientos y con claridad ha defendido una posición y ha llamado la atención para que nadie mire a otro lado en el conjunto de España».

«La política en España está distraída en el mañana, pero los problemas estructurales requieren grandes perspectivas que quedan para pasado mañana, y el Gobierno de Canarias ha conseguido alinear posiciones en el Gobierno de España y que defienda en Europa una posición que es la correcta y que es globalizar».

Dicho esto, ha asegurado que el Gobierno canario puede tener la garantía de que Castilla-La Mancha va a prestar colaboración, «sabiendo que la responsabilidad y la financiación ha de ser de Estado». «Cada uno tenemos que defender nuestros intereses constitucionales», ha añadido.

García-Page ha terminado sugiriendo que, para la base del acuerdo que se ha de cerrar en España sobre inmigración, se impregne en «lo que dice el Papa Francisco». «Seguramente no habría que confesarse tanto después de decir las cosas que se dicen en los medios de comunicación con esto», ha concluido.