Quantcast

Guillermo Furiase Jr nos habla de la boda de su hermana Elena

Poco dado a los actos públicos, Guillermo Furiase Jr ha dejado de lado su habitual discreción y se ha dejado ver, simpático y cercano, en el desfile de Navarrete que se celebró este jueves en el mítico Florida Retiro. Estrenándose como modelo, y «feliz», el hijo de Lolita ha confesado que aunque es su «primera vez» sobre la pasarela pero es algo que repetirá «las veces que haga falta».

Centrado en su carrera musical, el nieto de Lola Flores no duda en confesar que está encantado en su nueva faceta de modelo: «Hay que hacer de todo en esta vida, aunque lo mío es la música. Esto es una experiencia nueva, me parece divertido, me gusta y estoy conociendo a mucha gente aquí».

Con muchos proyectos que todavía no puede contar, Guillermo anuncia que «viene un nuevo single, lo compongo y lo toco todo yo y hemos hecho un pedazo de vídeo, no puedo decir nada, saldrá dentro de unos meses».

Confesando que «lo lleva en el ADN aunque no quiera» por ser un Flores, el artista admite que en casa «me apoyan en todo», y revela que su madre, Lolita, sabía que se dedicaría a la música «desde que era pequeño. Si hubiese sido farmacéutico a lo mejor hubiese opinado otra cosa».

Muy discreto, Guillermo prefiere no adelantar detalles de la boda de su hermana, Elena Furiase, porque «es ella la que se va a casar y que se encargue mi hermana. A mí me toca esperar y mi hermana estará preocupadísima con lo que se viene encima. Espero que en el 2021 se pase todo esto un poco que es muy difícil para todo». Sin embargo, sí tiene claro que en esa boda no faltará la música: «El día que falte la música estaremos todos muy pobres».

Sin poder disimular que se le cae la baba con Noah, el hijo de dos años y medio de su hermana Elena, Guillermo confiesa que «es el amor nuevo de mi vida, las pocas frases que ha dicho ha sido Guille y bueno me entra un esguince. Con mi sobrino, tiene dos años, espero que siga así, es simpatiquísimo, súper blanco así que estoy feliz de tener un sobrinazo».

Desvelando que su padre, Guillermo Furiase, se encuentra «muy bien» tras sufrir un ictus hace unos años, el músico evita sin embargo contarnos cómo está su corazón: «El tema personal es tema personal. Yo soy muy para mí en todos los aspectos, al final si te dedicas a algo de la música tienes que dar la cara, pero en temas personales intento que se queden en casa».