Quantcast

Detenidos dos menores por montar fiestas en casa de los padres de un amigo

La Policía Nacional ha detenido en Melilla a dos menores e investiga a otras once personas –diez menores y un adulto– por realizar fiestas en un domicilio ajeno sin permiso de los propietarios después de que un amigo del hijo del dueño de la casa se hiciera con una copia de las llaves y aprovechara una ausencia prolongada de los inquilinos para organizar celebraciones, usar el jacuzzi, vaciar la nevera y robar un patinete eléctrico. Los agentes hallaron restos de comida, bebida, tabaco, ropas y cachimbas usadas por todos los sitios de la vivienda.

Según ha informado este viernes un portavoz de la Jefatura Superior de Policía, el pasado día 2 de abril recibieron una denuncia de una familia en la que, aprovechando una ausencia prolongada de su domicilio, personas desconocidas habían accedido al mismo, «sin forzar cerradura ni ventanas».

El portavoz policial ha añadido que el matrimonio indicó en la denuncia que «al parecer, habían hecho un uso y disfrute de la vivienda, ya que todas las habitaciones estaban revueltas y sucias, por un uso descuidado, con utilización del jacuzzi, la nevera vaciada, restos de comida, bebida, tabaco, ropas, cachimbas usadas, etcétera, por todos sitios, causándoles cuantiosos daños». Los propietarios además indicaron echar en falta un patinete eléctrico.

A raíz de ello, un equipo de la Brigada de Policía Científica de la Policía Nacional realizó una inspección ocular técnico-policial de la referida vivienda y de la investigación se hizo cargo el Grupo de Menores (Grume), que pudo determinar que «un amigo de su hijo, de 17 años de edad, se había apropiado de una de las copias de las llaves de la casa y, conocedor de que la vivienda se iba a quedar vacía en los próximos días, aprovechó para, con las llaves utilizadas de forma ilegítima, acceder al domicilio e invitar a otros jóvenes a fiestas que organizaba, sin respetar las normas de prevención sanitaria».

El portavoz policial ha detallado que a este menor se le ocupó el patinete eléctrico sustraído, el cual quiso entregar a su propietario a través de otra persona, por lo que fue detenido, imputándosele un delito de robo con fuerza en las cosas y otro de daños.

A otro menor, de 15 años de edad, que accedió al domicilio ajeno a la par que el anterior pero que no se apropió de ningún objeto, también se le detuvo, imputándosele un delito de allanamiento de morada y otro de daños. Los dos han pasado a disposición de la Fiscalía de Menores.

Fruto de la investigación llevada a cabo por el Grume, los agentes pudieron identificar plenamente a otras once personas que durante dos días pasaron por la casa, aunque fueron algunos más. «Estos últimos, diez menores y un adulto, han sido imputados por un delito de daños», se ha apuntado.

En total, han sido 13 los identificados –doce menores y un adulto–, siendo propuestos todos ellos para sanción por incumplimiento de las medidas sanitarias recogidas en decreto presidencial por el que se establecen las medidas preventivas necesarias en la Ciudad de Melilla como consecuencia de la evolución de la situación epidemiológica derivada del covid-19.