Quantcast

Madrid critica que la aprobación de la ley de cambio climático llega 3 años tarde

La Comunidad de Madrid ha criticado la aprobación del proyecto de ley de cambio climático y transición energética y ha censurado que en cualquier caso el Gobierno de Pedro Sánchez «llega tres años tarde» para su puesta en marcha.

Así lo han destacado desde la Consejería de Medio Ambiente, Sostenibilidad y Ordenación del Territorio después de que el proyecto haya recibido el visto bueno del Congreso este jueves y que ahora proseguirá su tramitación parlamentaria en el Senado.

Asimismo, Medio Ambiente ha recriminado a la ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, que utilice el cambio climático como mantra para atacar al mundo rural. «En vez de dar recursos a los pueblos, el Gobierno de España se los quita» en referencia al cierre de las pistas de esquí de Navacerrada en la vertiente segoviana, «que afectará de manera indirecta al dinamismo social y económico de los pueblos madrileños», ha indicado.

Frente a ello, ha recordado que la Comunidad de Madrid es un «ejemplo de equilibrio sostenible entre el desarrollo económico y social y el respeto hacia el medio ambiente», poniendo en valor el trabajo realizado «para la mitigación y la adaptación al cambio climático pensando que el desarrollo económico y la lucha contra el cambio climático son perfectamente compatibles».

En esa línea, ha reclamado nuevamente al Gobierno de España que otorgue a las comunidades autónomas una cantidad superior de los Fondos Europeos de Recuperación y Resiliencia a la gestión de los residuos vinculado a la mitigación del cambio climático. A juicio de la Consejería, los 420 millones de euros asignados a este objetivo para el conjunto del país «representan un porcentaje mínimo de las necesidades que se requieren para cumplir con los nuevos objetivos europeos en esta materia».

Finalmente, han recordado que en la Comunidad de Madrid se está desarrollando una Estrategia de Gestión Sostenible de Residuos hasta 2024, dotada con 450 millones de euros para ir adaptando el modelo de economía circular donde los residuos se transforman en nuevos recursos. Esta transformación se realizará en plantas de tratamiento modernas y eficientes que estarán cofinanciadas al 50% por la Comunidad de Madrid.