Quantcast

Arrimadas defiende las políticas del Gobierno del PP y Cs en Madrid

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha defendido este jueves las políticas aplicadas durante los dos últimos años por el Gobierno de coalición del PP y Cs en la Comunidad de Madrid y ha afirmado que «no hay que cambiar el rumbo» tras las elecciones autonómicas del 4 de mayo.

«Creo que si se han hecho bien las cosas estos dos años, no tenemos que cambiar el rumbo, tenemos que profundizar en esas políticas que han funcionado muy bien», ha declarado en un desayuno informativo en el Auditorio Meeting Place, al presentar al candidato de Cs a presidir la Comunidad de Madrid, Edmundo Bal.

Arrimadas ha señalado que Bal debe «coger el testigo de un magnífico Gobierno de Ciudadanos con políticas de Ciudadanos», tras lo cual ha agradecido a Ignacio Aguado la labor que desempeñó como vicepresidente. También ha elogiado la gestión de los distintos consejeros de la formación naranja en áreas como Economía o Cultura, que, según ha indicado, muchas personas valoran positivamente.

La líder de Cs ha advertido de que, en estos comicios, «un puñado de votos van a decidir si Madrid tiene estabilidad, moderación y un buen gobierno con buenas políticas, como estos dos últimos años» –hasta que la legislatura se interrumpió por la convocatoria de elecciones anticipadas por parte de la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso (PP)–, o si se va «a la polarización y la parálisis».

Al hilo de esto, ha rechazado los incidentes «absolutamente intolerables» que se produjeron el miércoles en una plaza de Vallecas, en Madrid, cuando un grupo de personas increpó a los políticos de Vox que estaban ofreciendo un mitin y lanzaron objetos contra ellos y contra simpatizantes de este partido.

«Unas imágenes violentas que condenamos absolutamente, sin excusas ni justificaciones como hacen otros», ha subrayado. A continuación, ha afirmado que Madrid no debe ser noticia por estos hechos, sino «por su emprendimiento, su capacidad tecnológica, la atracción de talento y de inversiones, sus servicios públicos y las oportunidades» que ofrece.

Al describir a Bal, Arrimadas ha asegurado que cuenta con tres valores importantes para poder presidir la Comunidad de Madrid, como son «la solvencia, la valentía y la capacidad de consenso». Así, ha resaltado que es «un reconocido abogado del Estado con 30 años de servicio público» durante los cuales «ha estado siempre enfrente de la corrupción», en casos como el de la trama Gürtel, los Pujol o el 3% en Cataluña.

También ha recordado que, siendo el abogado del Estado encargado de la causa del proceso independentista de 2017, fue cesado por el Gobierno de Pedro Sánchez «porque se negó a mentir en el escrito de acusación». «Siempre ha hecho lo correcto», ha afirmado, añadiendo que cuando Bal abandonó su profesión para meterse en política, lo hizo aun sabiendo que se le iba a «complicar la vida».

Asimismo, ha destacado su «experiencia política intensa», liderando las negociaciones con el Ejecutivo sobre los Presupuestos Generales del Estado, el estado de alarma y los numerosos decretos leyes aprobados durante la pandemia del coronavirus, y lo ha definido como un trabajador «riguroso e incansable».

Por último, la presidenta de la formación naranja ha afirmado que el cabeza de lista para las elecciones de Madrid es una persona con «capacidad de consenso», que no quiere «sumarse a los bandos, los insultos o la polarización» y que aspira a ser «el presidente de todos los madrileños, no de la mitad de los madrileños contra la otra mitad». «Lo valiente es ser de centro» y «defender la moderación, la sensatez, la buena gestión y el sentido común», ha añadido.