Quantcast

Castilla y León defiende la suspensión de AstraZeneca por «precaución»

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha defendido este miércoles su decisión de suspender de forma cautelar la vacunación con las dosis de AstraZeneca «por precaución» y a la espera del informe de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que «establecerá, probablemente, pautas nuevas» sobre la vacuna inglesa.

Verónica Casado ha explicado que «la duda de que haya que tener más cuidado en determinados sectores de población» ha llevado a la Junta a tomar esta decisión esta misma mañana «por precaución» aunque ha dejado claro que no se está cuestionando esta vacuna, máximo cuando, tal y como ha aseverado la consejera en una entrevista a RNE en Castilla y León, «se necesitan todas las vacunas para alcanzar el objetivo de llegar a más del 70 por ciento de la población».

Asimismo, la consejera de Sanidad ha asegurado que si el contenido del informe de la AME «es tranquilizador» se retomará la vacunación con AstraZeneca y si es necesario ajustar la población ‘diana’ así se hará, y ha defendido que «era prudente» esta suspensión acordada esta misma mañana.

La consejera ha explicado que esta misma mañana ha hablado con la ministra de Sanidad a quien ha informado que había muchas personas pendiente de la vacunación y que debía acordar esa suspensión cautelar, a lo que Carolina Darias le ha respondido que era su responsabilidad, lo que ha llevado a Casado a tomar dicha decisión.

Al respecto, ha explicado que es una suspensión «temporal» que no definitiva, porque sería algo que sí debería acordar el Consejo Interterrritorial de Sanidad, pero ha insistido que hasta no tener las pautas que acuerde la Agencia Europea del Medicamento ha preferido ser «cauta y prudente».

Es más, la consejera, en su condición de médico, ha reconocido que «no lo puede evitar» y es que el principio «de no maleficencia, de precaución y de seguridad de los pacientes es un principio a tener en cuenta» aunque ha dejado claro que no hay que «desconfiar» de esta vacuna, está provocando unos efectos secundarios que previamente «no eran evidentes», en relación a los trombos, no se sabe a quién puede afectar, por lo que ha insistido en ser prudentes y esperar.

Para tranquilizar a la población, Verónica Casado se ha remitido a los datos y ha apuntado que hasta el momento se han visto muy pocos casos de estos efectos «en millones de personas vacunadas» con AstraZeneca, aunque también ha recordado que se están produciendo ahora más casos y que se pueden dar en determinadas franjas de edad. Aún así, ha insistido en la «prudencia» ante unos efectos secundarios «muy muy raros».

Por otro lado, la consejera de Sanidad rechaza que la decisión adoptada por Castilla y León haya generado un «estado de alarma» en todo el país y ha precisado que es un «estado de prudencia».

Asimismo, ha recordado que Países Bajos y Alemania también han suspendido de forma cautelar la vacunación con AstraZeneca «y no se ha creado más alarma que la que ya puede haber», al tiempo que ha asegurado que cuando más conocimiento se tenga y mejor se sepa en quién y cómo aplicar la vacuna «mejor se harán las cosas».