Quantcast

Philips y Orbita se unen para crear aplicaciones de IA que mejoren la atención médica

Philips y Orbita han anunciado un acuerdo de colaboración para crear conjuntamente la próxima generación de asistentes virtuales conversacionales de inteligencia artificial (IA) para las aplicaciones de atención al paciente y para los consumidores de Philips.

En concreto, el acuerdo de desarrollo conjunto implementará la tecnología de Orbita en aplicaciones de salud digital mejorando la experiencia del paciente y aumentando la eficiencia en todo el proceso de salud.

“Con la aceleración de la telesalud durante la pandemia de la Covid-19, los servicios de voz habilitados por IA, los asistentes virtuales y los ‘chatbots’ ya están desempeñando un papel esencial para impulsar el acceso a la atención médica las 24 horas del día, los 7 días de la semana, mejorar la participación del paciente y mejorar la eficiencia clínica. Orbita no solo es líder e innovador en asistentes virtuales de voz y chat que brindan el toque humano necesario en el cuidado de la salud, además es una empresa que puede estar al día con el rápido ritmo de innovación que Philips está decidido a seguir”, ha apuntado el director tecnológico y director de Investigación de Philips, Henk van Houten.

Orbita ofrece ‘chatbots’ y asistentes de voz a las organizaciones de tecnología médica, de ciencias de la vida y de atención médica que cumplen con HIPAA para sus aplicaciones ‘Digital Front Door’, como soporte para pacientes en remoto y en las instalaciones, para antes y después de la visita al hospital y para otras aplicaciones sanitarias.

Su plataforma conversacional permite a los desarrolladores y al personal, sin necesidad de ser técnico, crear y usar de manera rápida y fácil asistentes virtuales basados en la nube que se pueden implementar sin problemas en altavoces inteligentes, aplicaciones web y móvil, servicio de mensajes cortos (SMS), servicios de respuesta de voz interactiva (IVR) así como dispositivos personalizados.

“Estamos muy ilusionados con ampliar nuestra asociación con Philips, una de las empresas de tecnología de salud digital más grandes e innovadoras del mundo”, ha señalado el presidente y director de operaciones de Orbita, Nathan Treloar.

Philips cree que la IA tiene el potencial de mejorar la vida de las personas en todo el espectro de la salud, desde la vida sana y la prevención hasta el diagnóstico, el tratamiento y la atención domiciliaria, siempre que se aplique con un conocimiento profundo de la vida de las personas y en el contexto clínico y operativo desde el que actúan los proveedores de atención médica.

“La presencia de Philips en la industria significa que están a la vanguardia de los desafíos más exigentes de la atención médica, donde existen las mayores oportunidades para aplicar las capacidades únicas de los productos y soluciones de Orbita”, ha apostillado Treloar.

Su asociación con Orbita es parte de la estrategia general de Philips para aprovechar la inteligencia artificial de vanguardia donde sea que pueda ayudar a cumplir con el objetivo cuádruple de la atención médica.Se pueden encontrar ejemplos en los que Philips ya está usando IA en su salud personal, diagnóstico y tratamiento, y ofertas de atención conectada.

Algunos ejemplos de las soluciones de Orbita incluyen portales de adquisición y participación de pacientes, asistentes virtuales de cabecera y asistentes de continuidad de la atención virtual. Philips posee una participación minoritaria en Orbita a través de su ‘Health Technology Venture Fund’ desde mayo de 2020.

‘Philips Ventures’ gestiona un fondo de salud digital independiente de las empresas que invierte y se asocia con empresas prometedoras de informática y tecnología de la salud para acelerar su crecimiento y extender su alcance. Las asociaciones activas, como la que se ha anunciado con Orbita, son una parte esencial del objetivo de Philips de desarrollar soluciones integradas que permitan a los proveedores de atención médica cumplir con el objetivo cuádruple: mejores resultados de salud, mejores experiencias para los pacientes y el personal, y un menor coste de la atención.