Quantcast

Luz verde a la Estrategia de Gestión Integrada de Zonas Costeras del Mar Menor

El Consejo de Gobierno de la Región de Murcia ha dado este miércoles luz verde a la Estrategia de Gestión Integrada de Zonas Costeras (EGIZC) del Mar Menor y su entorno, el instrumento «más importante» de los impulsados por el Ejecutivo autonómico para contribuir a la recuperación de este espacio natural.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, quien ha asegurado que la recuperación y protección de la laguna salada es «una de las grandes prioridades» del Gobierno regional y de su presidente, Fernando López Miras.

Luengo ha explicado que la Estrategia define la hoja de ruta e incluye actuaciones concretas para «alcanzar y mantener» un buen estado ambiental del Mar Menor y un desarrollo socioecológico sostenible en su entorno.

El objetivo, según ha manifestado el titular de Medio Ambiente, es «consolidar el atractivo» de la laguna, con «especial énfasis en su entorno natural y patrimonio cultural», de forma que «logremos la sostenibilidad social, medioambiental y económica» de este enclave regional.

La aprobación de la EGIZC convierte a la Región, según ha apuntado Luengo, en «la única comunidad que tiene legislada la aplicación de las estrategias de gestión integradas de zonas costeras en España», y supone un «verdadero manual de instrucciones» que engloba las medidas para recuperar y gestionar el Mar Menor «adecuadamente» y «de forma sostenida en el tiempo».

El documento inició su tramitación el 8 de marzo de 2018, y en octubre de 2019 obtuvo la declaración ambiental estratégica. Además, cuenta con los informes favorables del Consejo de Cooperación Local, el Consejo Económico y Social (CES), la dirección de los Servicios Jurídicos y el Consejo Jurídico de la Región de Murcia.

«Todo ello fruto del consenso y de la participación social, ya que la estrategia nace de las aportaciones de la comunidad científica, de las universidades, de las entidades y organismos sociales interesados y, por supuesto, de la Administración».

Se trata, pues, «de un amplio proceso colaborativo que ha contado con tres exposiciones públicas, varias mesas participativas y sus respectivas rondas de consultas con procesos de participación sectorial muy amplios», ha añadido Luengo.

UN INSTRUMENTO «CORPORATIVO, COOPERATIVO Y PARTICIPATIVO»

En concreto, la Estrategia se centra en la gestión y proporciona a la Administración regional una guía para actuar, proponiendo planes y programas. «Es un instrumento corporativo, cooperativo y participativo», ha dicho el consejero, que ha adelantando que el documento asigna a cada administración sus responsabilidades de liderazgo y ejecución de las acciones contempladas.

Junto a ello se crean los indicadores de seguimiento, lo que permitirá evaluar el cumplimiento de los diferentes planes y programas. Además, implementa un criterio unificado en la toma de decisiones con el fin de arbitrar un sistema de gobernanza que coordine a las administraciones públicas involucradas.

Asimismo, la Estrategia cuenta con 26 líneas de actuación divididas entre la gestión y las medidas operativas, muchas de ellas ya en desarrollo, otras en tramitación y las últimas están pendientes de impulsarse.

De esta forma, la EGIZC del Mar Menor y su entorno «aglutina toda la gobernanza, la coordinación, la gestión y l desarrollo de las medidas necesarias para recupera y proteger el Mar Menor», y, todo ello, «vinculando al conjunto de las administraciones», ha matizado Luengo.

En cuanto a la gestión, recoge la aprobación de la Ley del Mar Menor, el Foro de Coordinación Interadministrativa, la Comisión Interdepartamental, el Comité de Asesoramiento Científico y el Comité de Participación Social. A ello se sumará el Observatorio del Mar Menor, que se pondrá en marcha «en breve».

Respecto a las medidas operativas, el consejero ha destacado el proyecto de Vertido Cero, «abandonado por el Gobierno de España, por desgracia». Se trata, a su juicio, «del proyecto clave para garantizar el buen estado de la masa de agua y que nació fruto del consenso social y científico de esta Estrategia».

A ello se suman medidas ya ejecutadas como el Plan de Gestión de los Espacios protegidos del Mar Menor, las tareas de limpieza y retirada de biomasa o los balnearios recientemente ejecutados.

Sobre las medidas que se encuentran en tramitación, el consejero se ha referido al Plan Hidrológico Forestal, el Plan de Ordenación Territorial, el Programa de control de zonas vulnerables por nitratos, los fondeos ecológicos, el Programa de redes de saneamiento y EDAR, el PRASAM, los biorreactores, el Plan de Gestión de Pesca o el Plan para la protección del borde litoral del Mar Menor.

BAJA LA SALINIDAD EN EL MAR MENOR

Según ha explicado Luengo, los últimos datos de los parámetros físico-químicos que analizan el estado del Mar Menor, correspondientes al 24 de marzo, indican una «estabilidad» en la laguna salada.

Así, el nivel de clorofila se sitúa en 0,67 microgramos/litro; el oxígeno en 8,13 microgramo/litro; la temperatura ha disminuido en relación a la semana anterior hasta los 15,4 grados centígrados; la turbidez también está «muy baja», en 0,69 FTU, y la transparencia en 5,26 metros.

El dato negativo, ha comentado el consejero, es el de la salinidad, que ha bajado hasta los 39,88 gramos litro, unos 2-3 gramos litro por debajo de lo normal en esta época del año.

Al hilo, ha recordado la bajada «tan importante» se produjo tras la DANA de septiembre de 2019. Desde entonces, «ha ido recuperándose poco a poco, pero es fundamental que se lleve a cabo una vigilancia para garantizar que el bombeo de la rambla de El Albujón se mantenga en continuo funcionamiento para evitar la entrada de agua al Mar Menor», ha añadido.

REACCIÓN ANTE LA PETICIÓN DE ABASCAL

Preguntado sobre su opinión respecto al tuit de Santiago Abascal, líder nacional de Vox, solicitando a López Miras que derogue la Ley del Mar Menor, Luengo ha señalado que desde el Gobierno «lo tenemos muy claro» y «estamos trabajando para formar e informar a todos aquellos que tienen que llevar a cabo algún tipo de modificación en su actividad para cumplir con la ley».

«Lo único que pido a aquellos que quieren contribuir a la recuperación del Mar Menor es que nos ayuden a sensibilizar al Ministerio, a explicarle y reivindicar que ponga en marcha esas medidas que son necesarias, identificadas por la comunidad científica y recogidas en el plan de Vertido Cero», ha concluido Luengo.