Quantcast

Euskadi cree que «se empieza ya a vislumbrar la luz al final del túnel»

El vicepresidente primero y consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, ha afirmado que hay «datos objetivos» de que «se empieza a vislumbrar ya la luz al final del túnel» y espera que, si la situación «empeora» dado el aumento de contagios que se está produciendo en la actualidad, el «empeoramiento no será tan grave como en épocas anteriores».

En una entrevista a Herri Irratia Radio Popular, Erkoreka reconoce que, «a veces, da la impresión de que el final del túnel está más lejos de lo que gustaría» y se está atravesando un periodo «excesivamente largo de esfuerzos y sacrificios».

Sin embargo, ha indicado que hay «datos objetivos» que «permiten ir avanzando». Erkoreka ha explicado que este martes analizaron, de manera comparada, los tres últimos picos epidémicos, el de octubre, el de enero y el que «parece que empieza a esbozarse ahora».

En este sentido, ha señalado que el de enero fue «manifiestamente más bajo» que el de octubre y el que «ahora empieza a tomar forma lleva una línea manifiestamente más baja también que la de octubre». Ello, según ha apuntado, permite «abrigar la esperanza de que estos espacios de inmunidad que, gracias a la vacuna, hemos conseguido ya están contribuyendo de manera objetiva y activa a que, si la cosa empeora, el empeoramiento no será tan grave, tan extremo como en épocas anteriores, como los anteriores picos epidémicos».

Ante esas fiestas de Semana Santa, ha recordado que la Ertzaintza tiene establecido un dispositivo especial para cumplir con el confinamiento perimetral y «evitar que se produzcan movimientos prohibidos». Erkoreka ha indicado que el día de hoy «va a ser esencial para controlar que nadie salga o entre en Euskadi sin una razón que lo justifique».

MASCARILLAS

Ante el endurecimiento de la obligatoriedad del uso de las mascarillas, Erkoreka ha indicado que «ha sorprendido a mucha gente» pero «habrá de cumplirse inexorablemente en todos los ámbitos y en todos las circunstancias en las que resulta de aplicación», ha asegurado.

Preguntado por agresiones a la Ertzaintza cuando está realizando su labor policial de control de las normas ante la pandemia, ha asegurado que se dan situaciones de ese tipo «pero no son muchas» y se está «reconduciendo razonablemente bien», ya que, por regla general, la ciudadanía «acepta a la Ertzaintza como Policía integral y cercana» y «asume que tiene que ejercer su función» y que, a veces, «no es precisamente cómoda porque tiene que hacer efectivo el cumplimiento de normas restrictivas para el bien de todas».

«Hay de todo, pero afortunadamente los que ponen resistencia y, además, violenta son un colectivo reducido y no creo que vaya en aumento», ha destacado Erkoreka, que ha subrayado la importancia de la «responsabilidad compartida por el bien común de la salud».

FINAL

Erkoreka ha indicado que hay que hacer un llamamiento a la responsabilidad para que «prevalezca» este fin de semana que se juega la Final de la Copa del Rey entre la Real y el Athletic, «cualquiera que sea el resultado» del partido. Ha señalado que la Ertzaintza está preparada, una preparación «compleja» porque no saben «dónde se va a producir con mayor énfasis el afán por celebrar un triunfo en condiciones habituales, las tradicionales, con grandes aglomeraciones de gente».

Erkoreka ha destacado que se ha lanzado una campaña «muy elocuente» de que «la Copa este año se queda en casa con el doble significado de que no solamente se queda en Euskadi, cualquiera que sea el resultado del partido», sino que las celebraciones y la visualización del partido «se produzca en casa» y «respetando las reglas».

Por otra parte, ante la polémica surgida por una actuación policial en Madrid en la que se entró sin orden judicial en un piso, donde se celebraba una fiesta ilegal, alegando que era un apartamento turístico, ha indicado que es un tema «complicado» y, ante el hecho de que no lo consideren una vivienda privada al ser un apartamento turístico, ha afirmado que es «igual».

Cree que, desde el punto de vista de la necesidad de una autorización judicial, «si el recinto es cerrado y los ocupantes tienen título jurídico para ocupar esa vivienda, no hace falta que sean propietarios de la misma, pueden ser inquilinos y tener su residencia habitual instalada allí».

«El hecho de que sea turistas, en principio, al menos, a priori, tampoco debería ser obstáculo para que puedan justificar que tienen derecho a estar allí y a gozar de todo aquello que rodea a la protección de la vivienda, de los recintos privados, habría que analizarlo con más detalle», ha asegurado.

Tras señalar que en Euskadi lo tienen «claro», ha indicado que, a veces, hay denuncias de vecinos y la algarada es de «tal dimensión que es evidente que algo que se está produciendo», se llama a la puerta y se requiere a sus ocupantes que cumplan la norma, pero «es muy difícil una irrupción sin autorización judicial, así en esos términos, en un recinto cerrado o en una vivienda habitada por personas».

En relación a las denuncias interpuestas por la Ertzaintza, ha indicado que el número de expediente sancionadores que han tenido que tramitar en 2020, a partir de marzo, «ha multiplicado por tres o por cuatro el número de sanciones que habitualmente se tramitan».

«Se están tramitando todos los días, cientos, si no son miles de expedientes (…), ya están llegando las resoluciones a las casas de las personas que presuntamente pueden ser infractoras y sancionadas», ha indicado Erkoreka, que ha dicho que es algo que no puede quedar «en agua de borrajas».

TRANSFERENCIAS

En relación al proceso de transferencias de las competencias pendientes, ha destacado que «las fechas son importantísimas» pero, «tan importante como las fechas o incluso más, es asegurar que las transferencias, después de tantos años, se hacen con plenas garantías jurídicas administrativas y económicas para que se lleven a efecto como exige la norma».

Ha afirmado que la interlocución está siendo «fluídisima» y el trabajo los equipos técnicos está siendo «muy intenso en las últimas semanas». «Nuestro empeño ahora es que podamos alcanzar un acuerdo lo más cerca posible de las fechas establecidas, las fechas son importantes pero, sobre todo, el contenido, es importante que las transferencias se hagan bien».

Erkoreka ha señalado que el cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika fue un compromiso de este gobierno y «seguirá siéndolo hasta el final prioritario e insoslayable».

En relación a la transferencia de prisiones, ha señalado que entiende que haya «entornos que tengan especial interés en inducir a la confusión a la opinión pública». «Pero esa transferencia nos la deben desde que se aprobó el Estatuto, y la hemos reclamado 101.000 veces y, por las razones que sea, los diferentes gobiernos centrales se han venido resistiendo», ha dicho.

Erkoreka ha afirmado que «ahora se dan las condiciones» porque el actual Gobierno «tiene una sensibilidad distinta o lo ve de forma diferente» y hay «oportunidad de hacer efectivo ese traspaso y se está trabajando en él porque nos lo deben».

«Después lo que haya de hacerse con los traslados, con la gestión del sistema penitenciario una vez que se haya hecho la transferencia, ya será objeto de los debates que tengan que tener lugar en el Parlamento, socialmente», ha indicado Erkoreka, que ha pedido «no confundir las cosas».

«La transferencia nos la deben y la tenemos que hacer efectiva, después vendrá la gestión que tendrá su dificultad, no lo niego porque efectivamente es una gestión de un servicio de primera orden muy importante y muy complicado, pero ya habrá tiempo y habrá foros para que se debata sobre lo bien o mal que podemos hacer», ha asegurado.