Quantcast

Un proceso creativo alumbrará la relectura de Santa Teresa de Jesús

La residencia creativa ‘Vivo sin vivir en mí. Relectura contemporánea de Santa Teresa de Jesús’, producida por el Teatro de la Sensación, se estrenará en Ciudad Real el 6 de mayo. La residencia es una figura que consiste en búsqueda creativa para la creación de un espectáculo vinculando a artistas y habitantes de Ciudad Real con procesos creativos y de investigación.

Esta figura está apoyada por el INAEM en su línea nacional de residencias y por el Ayuntamiento de Ciudad Real. La residencia emplea las herramientas creativas del arte escénico para observar los propios procedimientos culturales, para revisar las textualidades tradicionales y los modos de producción de conocimiento.

Todo ello por medio de talleres abiertos y gratuitos que se desarrollarán durante el segundo momento de la residencia en el Teatro de la Sensación y en otras instituciones asociadas, donde el público, además de poder ver la obra, podrá encontrarse con el proceso de creación que la generó, ha informado el Consistorio en nota de prensa.

La actividad incluye el estreno de la obra resultante el jueves 6 de mayo en el Centro Cultural Antiguo Casino, y un ensayo abierto el martes 4 de mayo. Además se llevarán a cabo dos talleres de laboratorios de puesta en escena contemporánea, el primero de ellos los días 12, 13 y 14 y el segundo de ellos los días 19, 20 y 21 de abril.

Este proyecto surge del encuentro de intereses del Teatro de la Sensación, desde el trabajo que desarrolla hace treinta años en sus líneas creativas, formativas y de investigación, con la exploración creativa de la autora y directora chilena argentina Bernarda Tapia Herrera y la actriz, autora y directora argentina española Carolina Calema.

Estos tres artistas y gestores culturales, convocan a un equipo de artistas chilenos, argentinos y artistas locales, quienes trabajarán presencial y remotamente en torno a un proceso creativo que investiga en escena las posibilidades del poema místico ‘Vivo sin vivir en mí’ de Santa Teresa de Jesús, poniéndolo en diálogo con textos de Bernarda Tapia, desde un enfoque contemporáneo y multicultural, que explora en los tópicos del amor, la pasión, el deseo, la muerte, la escritura, la voz de la mujer, la ruralidad y la migración, entre otros.

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, reconocía que el teatro, la música y el arte «son seguros, y además necesarios en estos momentos de pandemia, donde el cuerpo se deteriora, pero la mente se estropea y también es necesario abordar esta cuestión».

«Me siento orgullosa y feliz que en Castilla-La Mancha, sea la primera vez que se hace este tipo de residencia, y que se haga en Ciudad Real y además con estos textos de santa Teresa, donde poder ver a una mujer visionaria, que pensó en las mujeres, y trabajó por ellas en un ámbito espiritual, y en un mundo que todavía sigue siendo en muchos aspectos de hombres, en aquellos momentos era extraño e incluso reaccionario».

«Esta es la primera residencia internacional que se realiza en Castilla la Mancha y vamos muy tarde con la ejecución de este tipo de proyectos, que ya se desarrollan hace mucho tiempo en otras comunidades y que representan una posibilidad de crecimiento, tanto para los profesionales del mundo escénico, como para los ciudadanos en general. Necesitamos potenciar esta apertura hacia el mundo y replantearnos nuestras formas de hacer las cosas» comenta Miguel Muñoz de Morales, respecto de la relevancia de la actividad.

Bernarda Tapia reconocía que «la obra de Santa Teresa tiene una potencia que es de calidad universal. La vida de Santa Teresa es de un nivel de visionarismo enorme para ser una mujer intelectual del siglo XVI, y eso conecta con lo que hoy en día se está trabajando desde el mundo de la palabra, de la escena y de la creación».

La actriz Carolina Calema considera que «ha sido muy emocionante llegar a trabajar con un equipo tan diverso y con tanta pasión como el del teatro». «Creo que tanto los procedimientos creativos, como los modelos de producción asociativos sobre los cuales se funda esta residencia, son replicables y escalables para diferentes localidades y tipos de espacios de Castilla la Mancha. Pretendemos abrir puertas para la reflexión y el disfrute que genera el arte y sabemos que este tipo de intercambios culturales en torno al hacer, siempre le hacen muy bien a las comunidades artísticas y a la ciudadanía en general.