Quantcast

El Supremo confirma que la Audiencia de Barcelona juzgará el caso Neymar 2

El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado que el caso Neymar 2, por presunta corrupción entre particulares y estafa en el fichaje del futbolista por el FC Barcelona, se juzgará en la Audiencia de Barcelona y no en la Audiencia Nacional.

En una sentencia, la Sala II desestima el recurso de la acusación particular –que ejercen la empresa de representación de futbolistas DIS y Federaçao das Asociaciones dos Atletas Professionals FAAP (FAAP)– después de que la Audiencia Nacional decidió trasladar el caso a la Audiencia de Barcelona.

Neymar está procesado en esta causa desde 2016, cuando la Audiencia Nacional abrió la investigación a raíz de la denuncia del Grupo DIS, que tenía el 40% de los derechos federativos del jugador.

La Audiencia de Barcelona ya juzgó una primera causa por el supuesto fraude de 13 millones de euros en el fichaje de Neymar, que acabó con un acuerdo por el que el Barça aceptó pagar una multa de cinco millones y medio de euros por delito fiscal.

Esta segunda causa se instruyó en la Audiencia Nacional porque los hechos inicialmente investigados se cometieron en el extranjero, en este caso en Brasil, pero las defensas del jugador, su familia, el expresidente del Barça Sandro Rosell, su sucesor en el cargo, Josep María Bartomeu, y el propio club pidieron que se juzgara en Barcelona porque parte de los supuestos delitos se cometieron allí.

Ahora el Supremo avala que se juzgue en Barcelona porque los presuntos delitos no se cometieron «íntegramente en el extranjero» –en este caso, sí sería competencia de la Audiencia Nacional– sino que una parte se cometieron en Barcelona, y remarca que algunos contratos supuestamente simulados están firmados doblemente, en Barcelona y en Sao Paulo.

Además del jugador, están acusados sus padres, Rosell, y el expresidente del Santos Futbol Club Odilio Rodríguez, y también se juzgará a los clubes como personas jurídicas y a la empresa familiar de Neymar, N&N Consultoria Esportiva e Empresarial, por presuntamente inflar el coste del fichaje hasta los 83 millones de euros.

Según la Fiscalía, las negociaciones para la contratar a Neymar, lideradas en 2011 por Rosell, alteraron el libre mercado del fichaje de futbolistas y perjudicaron a DIS, que dejó de cobrar 10 millones de euros al evitarse que el jugador entrase en el mercado conforme a las reglas de la libre competencia «y pudiera obtener una mayor cantidad económica por el traspaso».

HASTA SEIS AÑOS DE PRISIÓN

El fiscal reclama condenar a Neymar a dos años de prisión y a una multa de 10 millones de euros, mientras que la acusación particular de DIS pide que se le condene a seis años de cárcel.

Para Rosell, la Fiscalía pide cinco años de prisión por estafa y corrupción; además de un año para la madre de Neymar, un año para el padre y tres años para el expresidente del Santos.

También reclama una multas de 8,4 millones de euros para el Barça, de 7 millones para el Santos y de 1,4 millones para N&N, además de una indemnización de 3,2 millones que deberían pagar entre el Barça, el Santos, Rosell y Odilio.

El fiscal no acusa a Bartomeu de participar en las supuestas irregularidad, pero DIS sí pide una condena de cinco años de prisión para el expresidente del Barça.