Quantcast

Las obras del AVE de Palencia a Cantabria comenzarán este verano

El próximo Consejo de Ministros aprobará la adjudicación de la obra del primer tramo del AVE entre Palencia y Cantabria, cuyas obras comenzarán en «julio o agosto», y el Gobierno central se ha comprometido a adjudicar el tramo con el que esta infraestructura llegará a Reinosa en 2023.

Así lo han anunciado este sábado en rueda de prensa el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, y el diputado del PRC por Cantabria, José María Mazón, que apoyó al actual Gobierno en su investidura a cambio de una serie de proyectos recogidos en el llamado ‘papeluco’ y entre los que se encuentra este tren.

El primer tramo, Amusco-Osorno, se adjudicará en el próximo Consejo de Ministros -que se reúne cada martes- y engloba 22 kilómetros con una inversión de 104 millones de euros.

Así, en el mes de septiembre, cuando haya ya «un buen trozo de obra hecha» el presidente cántabro y el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, entre otros, visitarán el lugar para presentar el proyecto.

A continuación, el siguiente Consejo de Ministros adjudicará la continuación del tramo hasta Palencia Norte, con otros 96 millones y 21 kilómetros más, lo que hará que a finales de este año estén en ejecución 43 kilómetros del AVE. Después, el «compromiso de Ábalos» es licitar a final del 2021 otros 34 kilómetros hasta Alar del Rey, de modo que en 2022 estarán en obra un total de 77 kilómetros.

Finalmente, el tramo Alar del Rey-Reinosa «va un poco más lento» y acumula «un año de retraso» conforme al pacto firmado entre el Gobierno central y la comunidad debido a la falta de presupuestos y al año de pandemia, pero el compromiso es adjudicar en 2023 esta sección con la que el AVE llegará a Cantabria.

Lo importante, a juicio de Revilla, es que se inicien las obras, porque «solo se acaba lo que se comienza, lo demás son papeles», y «en estos tiempos no parece razonable que una obra que se comienza no se acabe».

«Por fin hemos metido en la mentalidad del Gobierno de España que Cantabria no puede ser la única comunidad periférica que no tenga AVE», ha ensalzado tras apuntar que los cántabros están «solos» en esta reivindicación.

«Estoy luchando más yo por inversiones en Castilla que los propios castellanos», a quienes «no es que les desagrade la obra, pero tampoco han puesto excesivo interés», ha apostillado.

TRAMO GUARNIZO-RENEDO

Por otro lado, dentro del proyecto que está en marcha de duplicación de la vía entre Torrelavega y Santander, Adif licitará en abril la construcción del tramo Guarnizo-Renedo por importe de 48 millones, con la intención de iniciar las obras este año.

Con él se completaría el tramo Santander-Renedo, «fundamental» para los trenes de cercanías y de mercancías y también para el largo recorrido Santander-Madrid. Además, «afecta directamente» al futuro polígono de La Pasiega y favorecerá la movilidad entre la capital del Besaya y la de Cantabria, reduciendo los trayectos a «10 o 12 minutos».

TREN A BILBAO, LA PASIEGA, LA HERMIDA Y VALDECILLA

Revilla ha destacado que con este proyecto y otros anuncios recientes los compromisos de España con Cantabria «se van cumpliendo con mucho esfuerzo y mucha insistencia», aunque algunos «con retrasos».

En este sentido, se ha referido al proyecto del tren Bilbao-Santander, «tan fundamental o más que el tren con Madrid», en el que «lo importante es que hay un compromiso del Gobierno de España», que ha adjudicado su estudio, y está «la gran ventaja» de que en este caso «Euskadi quiere y el PNV quiere».

También ha ensalzado el compromiso del Gobierno central en torno a La Pasiega, plasmado en la partida de 500.000 euros en los presupuestos de 2021, y con Valdecilla, que recibirá 66 millones de euros de la deuda pendiente.

Por último, se ha referido al reciente anuncio de la licitación de las obras del desfiladero de La Hermida, que supondrán una inversión de 96 millones para lograr una carretera «absolutamente digna» para acceder a una de las zonas turísticas «más importantes de Cantabria».

A juicio de Revilla, se ha conseguido un proyecto «muy respetuoso con el entorno» y que respeta la «dualidad» entre facilitar el tránsito de vehículos por esa carretera y preservar el lugar.