Quantcast

Rusia amenaza: «Las sanciones de la UE no quedarán sin una respuesta proporcionada»

El Gobierno de Rusia ha expresado este viernes su rechazo a la «politización» de los Derechos Humanos por parte de la Unión Europea (UE) y ha recalcado que las nuevas sanciones anunciadas contra Moscú «no quedarán sin una respuesta proporcionada».

«Nos oponemos categóricamente a la politización de la problemática de los Derechos Humanos», ha señalado la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, quien ha dicho que las sanciones de Bruselas «llevan a tendencias destructivas y al caos en asuntos internacionales».

Así, ha defendido que esta política por parte del bloque europeo «entraña una mayor confrontación y el deterioro de las relaciones entre estados», antes de incidir en que estas medidas «inamistosas» tendrán respuesta por parte de Moscú, según ha informado la agencia rusa de noticias Sputnik.

Zajarova ha lamentado además que la UE opte por seguir aplicando sanciones contra el país, que ha descrito como «una mala costumbre que debería ser erradicada», en lugar de apostar por una cooperación ante los problemas a nivel internacional.

Por otra parte, ha tildado de «insulto» las recientes declaraciones del Alto Representante de la UE para Política Exterior y Seguridad Común, Josep Borrell, en las que afirmó que Rusia es «un vecino peligroso».

«Rusia jamás ha sido un vecino peligroso o agresivo en el contexto histórico», ha dicho Zajarova, quien ha manifestado que «semejantes declaraciones, además de ser un insulto, no se corresponden con la realidad y constituyen una desinformación».

En este sentido, ha pedido evitar una narrativa de confrontación y ha alertado de que «su impacto en la reputación de Occidente (…) es mucho más destructivo de lo que pueden imaginar».

La UE adoptó el lunes contra dos responsables de la persecución de la oposición y de colectivos homosexuales en Chechenia, que serán incluidos en una lista negra en la que ya aparecen cuatro altos cargos rusos implicados en la detención y encarcelamiento del opositor Alexei Navalni.