Quantcast

Junta Islámica de España pide al presidente de la CIE que deje «temporalmente su cargo»

La Junta Islámica de España ha instado este viernes al presidente del la Comisión Islámica de España (CIE), Ayman Adlbique, a dejar «temporalmente su cargo», después de que fue detenido y puesto en libertad el pasado martes, en el marco de una operación contra la presunta financiación de grupos terroristas, y por lo que está siendo investigado judicialmente.

Así se ha pronunciado la Junta Directiva de la Junta Islámica de España en un comunicado, después de que el juez de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción número 6, Joaquín Gadea, acordase prisión provisional comunicada y sin fianza para uno de los tres detenidos en la citada operación, el tesorero de la Unión de Comunidades Islámicas de España (Ucide), al que se imputa un delito de pertenencia a organización terrorista y otro de financiación del terrorismo, mientras que los otros dos, entre los que se encuentra Adlbi, quedaron en libertad a la espera de que el magistrado decida si les cita en sede judicial para declarar.

Ante esto y tras recordar que Junta Islámica de España «no forma parte de los órganos de representación de la CIE» desde 2006, dicha comunidad religiosa islámica con sede en Córdoba y legalizada en 1989, ha manifestado su «total confianza en las labores que desempeñan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como las instancias judiciales, en cuanto garantes de la pacífica convivencia en el marco de nuestra sociedad democrática y Estado de Derecho».

También apoya Junta Islámica «el principio de presunción de inocencia de las personas que están involucradas en la instrucción judicial y las pesquisas que se están llevando a cabo desde la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía».

Por eso, «desde ese apoyo y defensa a la presunción de inocencia y dada la extrema gravedad de los hechos que presuntamente se imputan a los investigados y que afectan al actual presidente de la CIE», Junta Islámica considera «una prioridad que el doctor Ayman Adlbi centre todos sus esfuerzos en dejar fuera de toda duda su presunta implicación en los hechos que se le imputan en calidad de investigado y, para ello, sería deseable que abandonara temporalmente su cargo cómo máximo representante de la ciudadanía musulmana española».

Junto a ello, ha recordado que «la CIE es la institución necesaria para el desarrollo de la Ley 26/92, aprobada e impulsada en un marco de cooperación mutua que viene garantizando la convivencia pacífica con el pleno ejercicio de la libertad religiosa. Esta institución debe ser garante de los principios de independencia, transparencia y gestión democrática, todos ellos contenidos en la práctica de los valores islámicos» y, «por lo que conocemos hasta este momento, entendemos que la CIE, como entidad, no figura como investigada en esta instrucción judicial».

En este punto, Junta Islámica de España ha precisado que fue «impulsora de la aprobación de la Ley del Acuerdo de Cooperación, de la que fue firmante en 1992 por el doctor Mansur Escudero, siendo secretario general de la CIE hasta enero de 2006».

Además, «Junta Islámica de España ha sido y es ejemplo de la practica del Islam tradicional en el contexto de nuestra sociedad democrática y plural, lo que se ha venido conociendo como Islam español, que no es más que la absoluta compatibilidad de la práctica del Islam y del marcó jurídico, habiendo sido el Islam reconocido legalmente como una confesión profundamente arraigada en la tradición espiritual española desde el 14 de julio de 1989».

Por eso y dado que «en España convivimos más de dos millones de personas musulmanas que practicamos el Islam de forma responsable y pacífica», a juicio de Junta Islámica es «fundamental que desde la Comisión Islámica de España se vele por la buena imagen de toda la ciudadanía y la propia de esta importante institución de representación social».

«Desde 2006 la Junta Islámica no forma parte de los órganos de representación de la CIE –prosigue el comunicado–, aunque hemos seguido trabajando de forma incesante en el desarrollo de la comunidad y la cooperación con instituciones públicas y privadas, con los objetivos que vienen señalados en la Ley del El Acuerdo de Cooperación».

Por ello, se ponen «a disposición de la CIE para trabajar en todo aquello en lo que podamos aportar de forma desinteresada, tal y cómo lo venimos haciendo desde 1992 y desde nuestra legalización como comunidad religiosa islámica en 1989».

Por todo lo expuesto, «Junta Islámica de España insta a los órganos de gobierno de la CIE (Comisión Permanente y Junta Directiva) y al conjunto de las federaciones vinculadas a la CIE (más de 19 entre autonómicas y nacionales y cinco con representación en la Comisión Permanente) a tomar las medidas oportunas recogidas en sus estatutos, con el fin de garantizar una transición en los órganos de gobierno de la CIE en el camino de obtener la máxima pluralidad, incorporando de forma decidida a las minorías, a los jóvenes y a las mujeres, en especial a las nuevas generaciones, que tanto tienen que aportar en el principio de cooperación y de convivencia en la diversidad que inspira el Acuerdo de Cooperación».