Quantcast

Extinction Rebellion bloquea Paseo del Prado para exigir la asamblea contra cambio climático

Activistas de Extinction Rebellion (XR) contra la emergencia climática han bloqueado a primera hora de este viernes el Paseo del Prado, frente al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social para exigir al Gobierno que cumpla su promesa de poner en marcha asambleas ciudadanas cuyas recomendaciones sean vinculantes para garantizar que la sociedad es escuchada y sus demandas atendidas.

La asamblea, según han recordado, fue una promesa que les hizo la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, que les recibió el 10 de noviembre de 2019.

Los activistas han instalado un centenar de sillas vacías para representar la «promesa incumplida de Teresa Ribera» que entonces les dijo que «compartía sus preocupaciones» pero que hasta ahora ha dejado «aparcada» la iniciativa. «Una vez más la política y la economía se anteponen a la salud de los habitantes y la defensa del planeta», ha declarado Herrero que afirma desconocer los planes del Gobierno al respecto de esta asamblea que es «la tercera demanda» de Extinction Rebellion.

Para la ONG estos foros deben contar con entre 100 y 150 personas elegidas por sorteo en España a las que se formará e informará sobre el cambio climático para que después de un proceso de deliberación planteen propuestas consensuadas que el Gobierno debe comprometerse a que sean «vinculantes».

«No es una utopía, ya se han celebrado en Francia y Reino Unido a pesar de la pandemia y son esenciales para que la población pueda participar y nadie quede atrás», ha asegurado.

Pasadas las 9.30 horas, han creado un espacio en el asfalto del Paseo del Prado con cien sillas para representar una asamblea en la que han participado expertos como el científico del CSIC Fernando Valladares o sillas vacías que representan una Asamblea Ciudadana, acompañados por discursos del científico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Fernando Valladares y activistas como Marta García Pallarés, Luis González Reyes de Ecologistas en Acción, Fernando Prieto del Observatorio Sostenibilidad), entre otros.

La organización ha denunciado el «actual hermetismo» del Gobierno y se muestra contraria a la «confiscación antidemocrática»» de la participación ciudadana.

Desde la organización han apuntado que desde el gobierno les han apuntado que la Asamblea Ciudadana por el Clima se organizaría de manera virtual en primavera de este año y XR exige que se organice en las mismas condiciones de seguridad sanitaria que los debates parlamentarios ante los graves problemas que «amenazan la participación real de la ciudadanía».

Durante el acto de reivindicación, la activista Candela Fernández, ha expresado las reclamaciones del colectivo al Gobierno y exige que las decisiones de la futura asamblea se pongan «por delante de todas las medidas cortoplacistas que plantee cualquier gobierno en el futuro» porque esta es «la mayor amenaza a la que se enfrenta la población en todo el planeta».

Asimismo, ha recordado que XR quiere que se alcancen emisiones cero netas en 2025 (frente al actual objetivo fijado en 2050). «Es muy exigente, pero tenemos que descarbonizarnos ya como sociedad», ha sentenciado.

Para el representante de Ecologistas en Acción, Luis González Reyes, en la actual emergencia climática es preciso acometer una reducción «muy importante y sostenida» de las emisiones de CO2 en el tiempo de manera diferenciada ante la responsabilidad de cada país.

«Vivimos una emergencia climática y una pérdida de biodiversidad similar a la última gran extinción. Entender la pérdida de la biodiversidad es entender muchas cuestiones que necesitamos como la regeneración del suelo, el agua, (…) que serían garantía para no tener pandémicas como la actual», ha manifestado.

Por ello, considera que ante el «desafío» se pueda afrontar con un «giro total» al orden económico, al capitalismo, con un cambio de los sistemas políticos y de la forma de satisfacer las necesidades. «Es el gran reto que tenemos como sociedad y debemos vivir un momento apasionante para tener sociedades que puedan vivir dignamente», ha concluido.

En la misma línea, la activista Marta García Pallares ha denunciado la «falta de coherencia» de las políticas públicas dado que mientras se tramitan leyes de cambio climático se firma acuerdos de comercio perjudiciales y a espaldas de los ciudadanos. Estos acuerdos, en su opinión, lejos de favorecer el comercio, las inversiones y el desarrollo son la pieza clave de la gobernanza internacional porque favorecen a las multinacionales y van en contra de la ciudadanía y el bienestar del planeta».

García Pallares ha tratado de explicado el Tratado de la Energía por el que España tiene planteadas 48 demandas en su contra por ir en contra de los intereses de empresas energéticas, igual que otros países como Holanda, Francia, Italia o Eslovenia, que tienen reclamaciones interpuestas por empresas que ven perjudicados sus intereses por las medidas ambientales adoptadas por distintos gobierno. «Este tratado camina en la dirección contraria a lo que los países se han comprometido a cumplir y debemos abandonarlo de forma urgente», ha apostillado.

También se ha referido a otros acuerdos comerciales de la UE como el que se está negociando con Mercosur que según advierte van a fomentar la deforestación en países como Brasil a cuyo gobierno ha definido como genocida y ecocida. «Es hora de decir no a los acuerdos de inversión», ha insistido.

Por su parte, Fernando Prieto además de exigir la asamblea ciudadana, quiere que esta tenga también participación en la toma de decisiones sobre el reparto de fondos Next Generation de la Unión Europea, para garantizar que se destinan a solucionar los problemas de cambio climático y biodiversidad.