Quantcast

El sector logístico generó ingresos de 2.300 millones en 2020 por el comercio electrónico

La prestación de servicios de almacenamiento, transporte y distribución vinculados a operaciones comerciales en Internet generó en España un volumen de ingresos de 2.300 millones de euros en 2020 a los operadores logísticos, lo que supone un crecimiento del 24,3% respecto al año anterior.

A pesar de la crisis sanitaria, se trata de una cifra que continúa con la tendencia de crecimiento que ya venía registrando el mercado en los últimos años, cuando aumentaba a un ritmo de entre del 18% y el 19% anual, según el observatorio sectorial DBK de Informa, filial de Cesce.

De hecho, la pandemia y las medidas de confinamiento y cierre de establecimientos comerciales adoptadas para su contención fortalecieron el dinamismo del comercio electrónico y la demanda de servicios logísticos asociada.

Asimismo, el volumen de negocio derivado del comercio electrónico entre empresas y particulares (B2C) superó los 50.000 millones de euros en 2019, tras aumentar un 25%, mientras que los datos provisionales de 2020 apuntan de nuevo a un crecimiento cercano al 30%.

Destaca especialmente el incremento de la demanda vinculada a productos para el hogar, de alimentación, ropa, material deportivo, productos de salud y belleza, material de oficina e informática, o artículos de bricolaje.

«El fuerte crecimiento del negocio continúa atrayendo a nuevas empresas e incentivando el incremento de las inversiones en tecnología e infraestructuras, así como en los servicios de última milla y el establecimiento de redes de puntos de entrega, buzones o taquillas automáticas», se desprende del informa realizado por Informa.

En cuanto a la concentración en el sector, los cinco primeros operadores reunieron en 2020 casi la mitad del mercado, mientras que la participación agregada de los diez primeros se situó en el 63% del volumen de negocio total.

Respecto a 2021, se prevé que los ingresos derivados de la logística vinculada al comercio electrónico continúen creciendo de forma notable a corto y medio plazo, debido a las restricciones aplicadas para combatir la pandemia y los cambios en los hábitos de los consumidores, que seguirán aumentando el porcentaje de las compras que realizan a través de Internet.